Sobre la referencia de la tabla de ventilación del artículo 117, del Capítulo IX de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones. Decreto N° 560 del Ministerio de Educación.

Con fecha 25 de mayo de 2011 se publicó en el Diario Oficial N° 39.968, el Decreto N° 560 del Ministerio de Educación, que introduce modificaciones al Decreto N° 548 del mismo ministerio, publicado el 11 de marzo de 1989. Este último, aprobó las “Normas para la planta física de los locales educacionales que establecen las exigencias mínimas que deben cumplir los establecimientos reconocidos como cooperadores de la función educacional del Estado, según el nivel y modalidad de la enseñanza que impartan“.

Entre las modificaciones introducidas por el Decreto N° 560, motiva la redacción del siguiente comentario, la incorporada en el Artículo Único N°9, que prescribe: “Reemplázase el artículo 7º que ha pasado a ser 9º por el siguiente…”
… a continuación se incorpora el nuevo artículo 9° y dentro de esta disposición, el número 10 referido a requisitos de luminosidad y ventilación en ciertos recintos y locales educacionales, establece en su letra c) lo siguiente:
“Todos los recintos del hogar estudiantil deberán disponer de luz artificial. Si la ventilación natural no se puede lograr por los vanos, aun cuando se cumpla con la tabla de ventilación del artículo 117, del Capítulo IX, de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, se deberá recurrir a un sistema mecánico que permita obtener una renovación total del cubo del aire, equivalente a dos veces por hora”.

El precepto recién citado hace referencia a “la tabla de ventilación del artículo 117, del Capítulo IX, de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones“. Ahora bien, atendido el tenor literal de la norma en análisis, debe entenderse que la referencia corresponde al Artículo 117 de la antigua Ordenanza General de Construcciones y Urbanización, cuyo “Capítulo IX Locales Escolares” del Título I, fue reemplazado por el Decreto N° 212 del Ministerio de Vivienda y Urbanismo publicado en el Diario Oficial de fecha 2 de febrero de 1985. Así, el artículo 117 referido rezaba: “Con el objeto de asegurar a los alumnos adecuados niveles de iluminación y ventilación natural, los recintos docentes correspondientes a salas de actividades, de clases, talleres y laboratorios, como asimismo el recinto destinado a estar-comedor-estudio y los dormitorios en hogares estudiantiles, deberán consultar vanos cuyas superficies mínimas corresponderán al porcentaje de la superficie interior del respectivo recinto que se indica en la siguiente tabla:

En los recintos docentes el estándar de iluminación deberá provenir de ventanas ubicadas en las paredes y se podrá complementar con iluminación cenital. Las ventanas de los recintos docentes ubicados en pisos superiores al del terreno natural, deberán proveerse de antepechos de una altura no inferior a 0,90 m.Los vanos para ventilación deberán permitir, preferentemente, una aireación por la parte superior de los recintos. En salas cunas, ubicada en pisos superiores al del terreno natural, las ventanas, balcones y terrazas, deberán contar con una protección no escalable de una altura mínima de 1,40 m”.

Con fecha 9 de mayo de 1992 se publicó en el Diario Oficial, el Decreto Supremo N° 47 cuyo texto fijó la actual Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones que reemplazó a la antigua Ordenanza General de Construcciones y Urbanización, modificando la numeración y distribución de sus disposiciones, de modo que no es posible encontrar el Artículo 117 a que hace referencia el Decreto N° 560, publicado el 25 de mayo del año en curso.

Al revisar las disposiciones del Decreto Supremo N° 47, texto vigente de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones al momento de la publicación del Decreto 560 ya citado, se advierte la existencia una norma referida a los requisitos de ventilación de establecimientos educacionales. Ésta, corresponde al Artículo 4.5.5. perteneciente al Título IV, Capítulo 5 que prescribe:

“Artículo 4.5.5. Con el objeto de asegurar a los alumnos adecuados niveles de iluminación y ventilación natural, los recintos docentes correspondientes a salas de actividades, de clases, talleres y laboratorios, como asimismo el recinto destinado a estar-comedor-estudio y los dormitorios en hogares estudiantiles, deberán consultar vanos cuyas superficies mínimas corresponderán al porcentaje de la superficie interior del respectivo recinto que se indica en la siguiente tabla:

 

En los locales de Educación Superior y de Adultos se autorizará, como complemento, el uso de sistemas mecánicos de ventilación e iluminación artificial, cuando los niveles mínimos establecidos no se logren con ventilación e iluminación natural. En los recintos docentes, el estándar de iluminación deberá provenir de ventanas ubicadas en las paredes y se podrá complementar con iluminación cenital. Las ventanas de los recintos docentes ubicados en pisos superiores al del terreno natural, deberán proveerse de antepechos de una altura no inferior a 0,95 m. Los vanos para ventilación deberán permitir, preferentemente, una aireación por la parte superior de los recintos. En salas cunas, ubicadas en pisos superiores al del terreno natural, las ventanas, balcones y terrazas, deberán contar con una protección no escalable de una altura mínima de 1,40 m”.

La situación planteada sobre la referencia a la tabla del artículo 117 efectuada por el  Decreto N° 560, sería superflua si la tabla en cuestión fuera idéntica.

El origen de esta referencia a la tabla del artículo 117, debe producirse porque el artículo 7° número 11 del Decreto N° 548  remite a dicho precepto en su letra d): “Si la ventilación natural no se puede lograr por los vanos, aún cuando se cumpla con la tabla de ventilación del artículo 117 del Capítulo IX de la Ordenanza General de Construcciones y Urbanización se deberá recurrir a un sistema mecánico (extractor de aire) que permita obtener una renovación total del cubo del aire, equivalente a dos veces por hora”; que al momento de su publicación, 11 de marzo de 1989, encontraba vigente a la antigua Ordenanza General de Construcciones y Urbanización. Por último,  debe indicarse que la referencia a la tabla de ventilación del artículo 117, del Capítulo IX, efectuada por el Decreto N° 560, difiere con la letra d) del artículo 7° número 11 recién citada, en tanto alude a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

 

Comments

  1. Ricardo Blanch Morgado says:

    Se consideran en la exigencia de ventilación las puertas.

    Atte.,

    Ricardo

    • Ricardo Blanch Morgado says:

      Alguien podría responder si ¿Se consideran la apertura de las puertas en el porcentaje de exigencia de la ventilación?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s