Gobierno presentó observaciones a moción que propone incluir dos horas semanales de actividad deportiva en el trabajo

Ante la Comisión de Deportes, los Subsecretarios de Trabajo y de Previsión Social plantearon que la medida podría impactar negativamente en la productividad y sería una carga difícil de llevar para las pymes.

Diversas observaciones manifestaron ante la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados los Subsecretarios de Trabajo y de Previsión Social, Bruno Baranda y Augusto Iglesias, respectivamente, a la moción (boletín que 7628) que establece el derecho a realizar deporte dentro de la jornada laboral, planteando que ésta podría no ser una buena opción, considerando el impacto que tendría en términos de productividad y de costos para las empresas.

El Subsecretario Iglesias resaltó que, como Gobierno, apoyan las iniciativas que propendan a mejorar la salud y la calidad de vida de los trabajadores, pero advirtió que el instrumento en particular que se está proponiendo presenta una cantidad importante de defectos que deben ser considerados.

“Uno de ellos es que este proyecto, en la forma en la que fue presentado, tiene un impacto negativo sobre el costo del seguro de invalidez y sobrevivencia en caso de accidente del trabajo y enfermedad profesional, que golpea especialmente a las empresas pequeñas y medianas; nos preocupa cómo esto afecta a la jornada de trabajo; y nos preocupa una cantidad de ambigüedades que no están aclaradas, como por ejemplo, quién es responsable de entregar las facilidades para que se desarrolle el deporte, qué sucede con las actividades que no se pueden interrumpir, qué sucede con las pymes que operan fuera de centros urbanos y qué pasa con empresas cuyos trabajadores no trabajan en un mismo lugar”, precisó.

El presidente de la Comisión, diputado Celso Morales (UDI), reconoció que hay diferentes opiniones respecto del proyecto, por lo que estimó necesario buscar un justo equilibrio.

“Debe buscarse una fórmula para que los trabajadores tengan la posibilidad de realizar, más que un deporte, una actividad física y, desde ese punto de vista, a lo mejor el proyecto presentado no es lo correcto. Se debe ver de qué manera se puede implementar esta actividad física en la jornada laboral, qué tipo de actividad se realizaría, de qué manera lo llevamos a la práctica real de modo que no sea un proyecto de ley que termine siendo letra muerta porque después sea muy difícil de implementarlo”, comentó.

El diputado Tucapel Jiménez confesó haber quedado con un espíritu pesimista tras la exposición del Ejecutivo. “Ellos dicen que comparten la idea de que los chilenos y chilenas tengan que hacer más deporte, pero que no comparten mucho este proyecto, se habló del costo que puede significar para los empleadores, del aumento de los costos para los seguros para los trabajadores. Esto me sorprendió un poco porque es justamente lo contrario. Creo que son más los beneficios, no sólo para los trabajadores sino también para las empresas porque bajan las licencias médicas, disminuye el ausentismo, una persona más sana rinde más”, planteó.

Refutó la tesis de que la medida puede afectar el valor de los seguros o los costos bases de las empresas. En este sentido estimó que el proyecto fue mal entendido por la autoridad ya que la idea de realizar dos horas semanales de práctica deportiva durante la jornada laboral no implica necesariamente instalar un gimnasio en el lugar o fomentar un deporte competitivo, sino que va en la línea de facilitar que los empleados tengan alguna actividad de recreación, como puede ser caminar por media hora.

La Comisión continuará analizando el proyecto la próxima sesión, esperando recibir la opinión de representantes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Asociación de Empleados Fiscales (Anef) y del Colegio de Profesores.

(Fuente: Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: