Ministro de Hacienda llamó a no juzgar la reforma tributaria ingresada al Congreso por los recursos que allegará a la Educación

«A veces hay gente que no mira lo que está pasando en la economía internacional y pide más de la cuenta», dijo Larraín al inaugurar el seminario «Reforma Tributaria:Reacciones Económicas y Políticas», organizado por Sofofa y Aipef.

Indicó que el proyecto enviado al Parlamento no solo es responsable sino además equitativo, ya que busca mejorar el sistema educacional en todos sus niveles.

«Las reformas no se juzgan solo por los recursos que recaudan sino también por las reestructuraciones y cambios que se hacen al sistema», expresó, añadiendo que «aumentar la carga tributaria no es gratis. Lo hacemos con un fin y lo hacemos en forma moderada para seguir creciendo y seguir generando empleos en un ambiente internacional difícil».

Indicó que la reforma busca eliminar lagunas tributarias y reducir la brecha que existe en el pago de impuestos entre las empresas y las personas. «Esta es un reforma pro personas», enfatizó.

Detalló que el Gobierno insistirá en una tasa de 40% para los alcoholes duros y que no gravará la emisión de gases ya que existe una normativa en esa materia que es «bastante importante».

Respecto del impuesto de timbres y estampillas, sostuvo que no se puede colocar una tasa distinta para las pymes y las grandes empresas, ya que ello solo conllevaría a una fracción de las entidades, o a una división de los créditos en montos pequeños.

«No podemos tener un impuesto para las pymes y otro para las grandes empresas. No podemos tener para cada cosa un régimen distinto. Por lo demás, tenemos varios mecanismos tributarios que benefician a las pequeñas y medianas empresas», remarcó.

(Fuente: El Mercurio)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: