Escepticismo frente a medidas de protección al empleo en tiempos de crisis del gobierno, manifiesta el ex Ministro de Trabajo

Para el ex ministro del Trabajo, Ricardo Solari, la evolución que muestra el desempleo en el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), refleja la solvencia de la economía nacional, no obstante advierte que, independiente de cual sea el enfoque que se tenga sobre las estadísticas, falta potenciar aún más la tasa de participación laboral tanto de hombres como de mujeres.

Bajo este escenario surgen dudas respecto si estas medidas, que buscan proteger el empleo en tiempos de crisis, serán usadas como una maniobra política durante las elecciones municipales. Ante esta situación Solari es tajante y advierte que “el gobierno va a proteger los puestos de trabajo más allá de las consideraciones políticas o ideológicas”.

Según explica el efecto de los bonos y subsidios son factores que influyen más sobre el efecto político electoral, a diferencia de las medidas para proteger el empleo que son bastante más difíciles de implementar y más caras. “Siempre va a haber capacidad de fiscalizar lo que se está haciendo y ver qué es asistencialismo y qué cosa es la protección efectiva de puestos de trabajo”, acota.

La concentración en la exportación de recursos naturales, a juicio del ex ministro, expone al empleo ante cualquier cambio que se registre, sobre todo en los precios de los commodities, lo que sumado al tema de los servicios pueden generar inestabilidades en la economía chilena.

“Si se atenúa el crecimiento del consumo por la vía de un aumento en la tasa de interés, o algún tipo de restricción, va a tener algún tipo de efecto sobre el empleo. Entonces lo que parece más importante es ver cómo el país hace inversiones en garantizar cierta estabilidad laboral”.

Dicha estabilidad, explica, contiene dos componentes: primero, invertir fuertemente en capacitación y, segundo, incentivar fórmulas de cooperación en la empresa entre trabajadores y empleadores.

“Aquí hay dos maneras de enfrentar el problema, uno es sobre la base de enfrentar las dificultades con ajustes, política tradicional de la derecha y, dos, afrontar las dificultades que protejan el crecimiento y el empleo mediante una sofisticada aplicación del gasto fiscal. Creo que el gobierno eligió esta segunda opción y no tengo porqué discrepar en eso”, puntualiza Solari.

(Fuente: Diario Financiero)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: