Cautela por las beneficiosas cifras de pleno empleo del INE afirma la Ministra del Trabajo


Un buen ánimo generó la publicación de los datos de desempleo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en que se constató una baja del indicador a 6,5% en el trimestre móvil febrero-abril, lo que significa una disminución de 0,1 puntos porcentuales respecto del trimestre móvil anterior y de 0,5 puntos porcentuales en doce meses.

De hecho, el resultado se convierte en el segundo mejor nivel de desocupación de toda la administración de Sebastián Piñera y fue ampliamente celebrado por el Ejecutivo. El ministro de Economía, Pablo Longueira, calificó la cifra como una señal que recalca el buen andar del país, dado el importante aumento la generación de empleo. “Reitero que no es una casualidad que los resultados del INE sean positivos. Se trata del fruto del buen trabajo de la política económica de nuestro gobierno”, señaló Longueira.

En la baja trimestral influyó la disminución de los Desocupados (-1,1%) y la nula variación de la Fuerza de Trabajo (ver recuadro), situación que no se observaba desde el trimestre septiembre-noviembre del año pasado.

A su vez, los Ocupados registraron un leve repunte (0,1%) -luego de la caída anotada en el período anterior- explicado en su totalidad por las mujeres. Estas últimas, han mantenido un dinamismo positivo en la Fuerza de Trabajo en los últimos tres trimestres móviles.

A nivel sectorial, la Industria Manufacturera anotó la incidencia positiva más significativa, que ratifica los indicadores de actividad que se han observado en ese sector. Otro ítem que anotó un alza fue la Administración Pública, y Enseñanza. En contraparte, las bajas del empleo en Agricultura y Comercio, atenuaron el alza general, registrando ambos rubros su segunda baja consecutiva.

A su vez, la titular del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, destacó que “el trabajo asalariado, con contrato y previsión subió 5% en el último trimestre, mientras bajó el empleo por cuenta propia. En Chile hay más y mejor empleo y estamos trabajando fuertemente para capacitar a 20.000 personas este año y 60.000 el próximo en empleos que son mucho mejor pagados, lo que beneficiará a los más vulnerables”.

Consultada sobre el “pleno empleo” en que estaría la economía chilena, la ministra señaló que “eso es lo que se ha dicho desde un punto de vista técnico. Nosotros como gobierno lo vemos de otra forma, porque todavía quedan muchos jóvenes vulnerables y mujeres sin trabajo. Queda mucho por hacer”.

Pese al optimismo expresado por el ministro Longueira, la ministra expresó que “en el gobierno estamos muy preocupados por la crisis de Europa, y la posibilidad que nos impacte. No somos inmunes, si hay una crisis muy fuerte en Europa, nos va a pegar, pero Chile está bien preparado, porque hemos hecho la tarea. Contamos con ahorros, el presidente sabe mucho del tema y monitoreamos la situación día a día”.

Eso sí, fue muy cauta al afimar que “las medidas que usemos dependerá de la forma en que la crisis nos golpea”, pero aclaró que “Dios quiera que el impacto sea menor, porque nos duele el corazón al ver que estamos con mucho empleo en este momento, y justo se viene una crisis que nos puede afectar. Esperemos que no venga un terremoto sobre el empleo”.

En esa línea, el senador UDI Jovino Novoa, llamó a no ser “alarmista” ante los efectos de la crisis en Chile y afirmó que “el ministro de Hacienda fue claro en decir que no estábamos blindados. Yo no sería alarmista, el presidente tiene que citar a los ministros, tiene que revisar los datos que vienen de fuera. Por cierto que hay vientos de crisis en Europa y nos pueden afectar , pero creo que aquí se han tomado las medidas para que los daños que pueda tener el país sean el menos posible, no hay que ser alarmista frente a esta materia tener confianza que hay un plan elaborado y el gobierno monitorea la situación interna y externamente”.

(Fuente: Diario Financiero)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: