En el marco de los proyectos refundidos sobre descuentos en remuneraciones, se recibieron a representantes de Copeuch y Conadecus

Proteger a los pensionados más vulnerables, para que no se vean privados significativamente de sus ingresos mensuales a costa de pagar créditos y dar acceso al mercado del crédito de manera más transversal y económica a la población, fueron los principales puntos abordados por las Comisiones Unidas de Economía y Trabajo, en el marco de los proyectos refundidos sobre descuentos en remuneraciones.

 Así lo informó el presidente de la instancia unida, senador Eugenio Tuma, quien agregó que recibieron las presentaciones de los representantes de la Cooperativa de Ahorro y Créditos, Copeuch y la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios, Conadecus.

 Al respecto, el senador Tuma indicó que el proyecto existe en general gran consenso sobre el proyecto sobre descuentos de remuneraciones, por parte de Copeuch.

 Para los directivos de Copeuch destacaron positivamente dicho texto legal, argumentando que en éste «se incrementan los descuentos voluntarios por créditos de consumo que el trabajador tenga con bancos, instituciones financieras, cooperativas de ahorro y préstamo, cajas de compensación y mutualidades, ante cuya petición escrita el empleador deberá descontar de sus remuneraciones hasta un monto de un 30%. Respecto de créditos con garantía hipotecaria para la adquisición de la vivienda propia el descuento alcanza un 40%».

No obstante, agregaron que su preocupación por la situación respecto de los pensionados  «quienes podrían solicitar a las instituciones pagadoras, el descuento de hasta un 30% del valor de sus pensiones, con la finalidad de pagar cuotas de créditos con bancos e instituciones financieras y hasta un 40% en el caso de tratarse del pago de cuotas de créditos hipotecarios para la adquisición de una vivienda».

 En relación a este punto, los representantes de la Copeuch propusieron a la instancia unida una indicación que establece los descuentos voluntarios a los ingresos de los pensionados de acuerdo los tramos de ingreso y porcentajes.

 Éstos irían  en pensiones «desde $70.000 hasta $90.000 mensuales, un 5%; desde $90.001 hasta $120.000 mensuales; un 7%; desde $120.001 hasta $180.000 mensuales; un 10%; desde $180.001 mensuales hasta $250.000 mensuales; un 15%; desde $250.001 mensuales hasta $280.000 mensuales; un 17%; desde $280.001 mensuales hasta $350.000 mensuales; un 20%; desde $350.001 mensuales hasta $500.000 mensuales; un 25%; y pensiones sobre $500.001 mensuales; hasta un 30%; pensiones sobre $800.000 mensuales; hasta un 40% en caso de crédito con garantía hipotecaria para la adquisición de una vivienda».

En tanto, representantes de Conadecus valoraron la iniciativa de los senadores Tuma, Alvear, Escalona y García Ruminot que tiene por finalidad igualar la situación de los oferentes de crédito, haciendo extensivo a los principales actores del mercado financiero como son los bancos, las cooperativas de ahorro y préstamo, las cajas de compensación y las mutualidades.

 Sin embargo, realizaron críticas al proyecto  originado en moción del senador Francisco Chahuán que autoriza descuentos de remuneraciones destinadas a cooperativas.

 En ese sentido, los directivos de Conadecus explicaron que esta iniciativa «hace extensivo el incremento de hasta un 25% aplicable a los descuentos voluntarios que el Código del Trabajo permite efectuar en las remuneraciones, destinados a cooperativas de consumo o de ahorro y crédito, tanto a los trabajadores en servicio activo -sean del sector privado o público-, como a las personas que se encuentren pensionadas, cualquiera sea el régimen previsional al cual se encuentren adscritas».

 Enfatizaron que  «esta iniciativa no asegura mayor igualdad o competencia  de las condiciones para quienes hoy día están, de alguna forma, cautivos por créditos con las Cajas de Compensación, un sistema financiero que ha demostrado una falta de transparencia y una práctica abusiva con los consumidores. Además nada garantiza que baje el costo del crédito, de hecho estas en el caso de las  cajas de compensación a pesar de tener un riesgo bajísimo, la tasa de interés no es significativamente tan baja como debiera ser».

 Explicaron que este texto legal «tampoco no considera los resguardos para evitar el sobre endeudamiento o las coordinaciones de operación ya que por ejemplo, cuando los trabajadores tienen descuentos legales como las pensiones alimenticias. Asimismo se aumentan los topes de deducción del 15% a 30% de la remuneración con un máximo del 40% en  el caso de vivienda, por lo tanto, no aclara  los criterios que se usarán ante los endeudamientos provenientes de otras fuentes».

Indicaron que «si un trabajador tiene un descuento legal por pensión alimenticia y adquiere un crédito con descuento por planilla para vivienda del 40% significaría que se quedaría solo con el 10% de su ingreso».

(Fuente: Senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: