Sesión especial de debate en la cámara de Diputados sobre criterios para fijar el salario mínimo

El debate de la sesión giró en torno a la necesidad de un salario ético de $250 mil y a un monto diferenciado para las zonas extremas del país.

En la sesión, los diputados aprobaron por 40 votos a favor, 23 en contra y 2 abstenciones, el proyecto de acuerdo que solicita que en el envío del proyecto que fija el ingreso mínimo mensual, se considere un debate con las organizaciones sindicales y empresariales del país que acoja el llamado a mejorar las condiciones salariales y laborales.

También se solicita que se establezca como ingreso mínimo mensual el denominado salario ético de $250 mil, teniendo presente las diferencias en el poder adquisitivo en las distintas regiones del país; instruir al Instituto Nacional de Estadísticas que informe a la Cámara de Diputados el estudio de canastas familiares regionalizadas que permitan tener un indicador objetivo de las diferencias del costo de la vida en regiones.

Asimismo, el proyecto de acuerdo pide que la bonificación a la mano de obra vigente en la actualidad en las zonas extremas, se entregue a aquellos empleadores que pagan salarios mayores en un 25% el Ingreso Mínimo Mensual y que se considere para el reajuste de los bonos y asignaciones dirigidas a las familias de menores ingresos el IPC de los Alimentos.

Al inicio de la sesión, la diputada Carolina Goic (DC) dijo que el objetivo de la sesión es ampliar la discusión respecto a las implicancias que tiene para el país y las familias que viven con el salario mínimo. Agregó que hay que incorporar además al debate las diferencias territoriales, y cómo la canasta básica de alimentos varía en su precio en el centro del país o en las zonas extremas.

El diputado Ramón Farías (PPD) indicó que espera que el Gobierno se la juegue por un sueldo mínimo que éticamente no puede ser menor a $250 mil y que el país no entrará en crisis por esto. Precisó que hay que hacerse cargo de la brecha económica que existe entre los más ricos y los más pobres.

El diputado Miodrag Marinovic (Ind) enfatizó que es necesario hacerse cargo de las diferencias en los precios en las regiones. Dijo que el Estado debe hacerse cargo de estas diferencias.

El diputado René Manuel García (RN) manifestó que el sueldo mínimo debería tener un mecanismo de reajuste automático, puesto que todos los años es la misma discusión. Añadió que hay otras maneras de solucionar las diferencias en regiones, por ejemplo subsidiando cultivo de alimentos.

El diputado Lautaro Carmona (PC) respaldó el ingreso mínimo de $250 mil que planteó la CUT, y recordó que Chile sigue siendo uno de los países con brecha de desigualdad más grande. Asimismo, dijo que la indexación del salario mínimo no puede estar ligada al IPC, sino reconocer que las principales variables son alimentos y transporte.

El diputado Fidel Espinoza (PS) comentó que no es digno vivir con un salario de $186 mil, y que no puede ser demagogia hablar de aumentar este monto.

El diputado Felipe Salaberry (UDI) señaló que mediante un estudio de la Universidad del Desarrollo dio cuenta que la vida en Santiago es más cara que en regiones, por lo que descartó la posibilidad de establecer un salario mínimo regional.

El diputado Fernando Meza (PRSD) dijo que una solución es una verdadera reforma tributaria que equipare las diferencias entre quienes ganan más y quienes ganan menos. Asimismo, sostuvo que no es lo mismo comprar alimentos en Punta Arenas en Santiago, por lo que hay que regionalizar los ingresos en Chile.

El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo que se está pensando en una fórmula para fijar anualmente el salario mínimo. Indicó que el criterio del Gobierno es mejorar el poder adquisitivo para las personas, pero también debe equilibrarse con la empleabilidad.

La Ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, dijo que hay que ser cuidadosos con las medidas que se toman en economía, puesto que pueden perjudicar más que beneficiar. Recordó que Chile es una economía abierta, y por ende al aumentar los salarios se deja fuera de competencia respecto a productos que vienen de otros países.

(Fuente: Cámara de Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: