Ley N° 20.587, que Modifica el Régimen de Libertad Condicional y establece la Pena Alternativa de Trabajos Comunitarios

Este viernes 7 de junio, se publicó en el Diario Oficial la Ley N° 20.587 que Modifica el Régimen de Libertad Condicional y establece, en caso de Multa, la Pena Alternativa de Trabajos Comunitarios; cuyas disposiciones modifican las siguientes normas: Decreto Ley N° 31 de 1925 sobre Libertad Condicional; Código Penal, Ley N° 20.000 y la Ley Orgánica del Ministerio de Justicia (Decreto Ley N° 3.346 de 1980). Motivan esta reseña, las penas sustitutivas de prestación de servicios en beneficio de la comunidad y las de asistencia obligatoria a programas de prevención, tratamiento o rehabilitación de drogas, instituidas por la presente ley.

Pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad

Entre las modificaciones más relevantes de esta ley, se encuentran las introducidas al Código Penal, a los Artículos 21 y  49, a los que se agregan los Artículos 49 Bis, 49 ter, 49 quáter, 49 quinquies y 49 sexies. Con todas ellas, se instituye “La pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad”, como sustitutiva a la multa, principalmente en el caso en que el sentenciado no tuviere bienes suficientes para pagarla. El inciso primero del Artículo 49 bis del Código Penal (Agregado por el número 3 del Artículo 2° de esta ley) define esta pena: “La pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad consiste en la realización de actividades no remuneradas a favor de ésta o en beneficio de personas en situación de precariedad, coordinadas por un delegado de Gendarmería de Chile”.

En cuanto a su procedencia, y su carácter sustitutivo, el inciso primero del Artículo 49 CP (sustituido por el número 1 del Art. 2° de esta ley), expresa: “Si el sentenciado no tuviere bienes para satisfacer la multa podrá el tribunal imponer, por vía de sustitución, la pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad”; en tanto, los nuevos incisos segundo y tercero del Artículo 49, agregados por esta ley, expresan: [inciso 2°, nuevo] ‘‘Para proceder a esta sustitución se requerirá del acuerdo del condenado. En caso contrario, el tribunal impondrá, por vía de sustitución y apremio de la multa, la pena de reclusión, regulándose un día por cada tercio de unidad tributaria mensual, sin que ella pueda nunca exceder de seis meses”; [inciso 3°, nuevo] “No se aplicará la pena sustitutiva señalada en el inciso primero ni se hará efectivo el apremio indicado en el inciso segundo, cuando, de los antecedentes expuestos por el condenado, apareciere la imposibilidad de cumplir la pena.’’

En cuanto al cálculo de horas de trabajos comunitarios necesarios para  sustituir el monto de la multa, y la forma en que se realizarán, el artículo 49 ter, (agregado por el número 3° del Artículo 2° de la ley); prescribe: “La pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad se regulará en ocho horas por cada tercio de unidad tributaria mensual, sin perjuicio de la conversión establecida en leyes especiales”(inciso 1°); “Su duración diaria no podrá exceder de ocho horas”(inciso 2°). “En cualquier momento el condenado podrá solicitar poner término a la prestación de servicios en beneficio de la comunidad previo pago de la multa, a la que se deberán abonar las horas trabajadas”(inciso 3°).

Pena de Asistencia obligatoria a programas de prevención, tratamiento o rehabilitación de drogas

El artículo 3° de la Ley N° 20. 587, sustituye el Artículo 52 de la Ley N° 20.000, que anteriormente imponía por vía de sustitución, la pena de reclusión ante la situación que el sentenciado a multa, no la pagara. Esta modificación permite al tribunal aplicar, por vía de sustitución la pena de asistencia obligatoria a programas de prevención por 60 días, y a programas de tratamiento o prevención hasta por 180 días. De este modo, los inciso primero y segundo del Artículo 52, nuevo, prescriben: [inciso 1°] “Si el sentenciado no pagare la multa impuesta en virtud de la letra a) del artículo 50, el tribunal podrá aplicar, por vía de sustitución, la pena de asistencia obligatoria a programas de prevención hasta por 60 días, o de tratamiento o rehabilitación, en su caso, por un período de hasta 180 días, en instituciones autorizadas por el servicio de salud competente, o la pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad”.[inciso 2°]“Para proceder a cualquiera de dichas sustituciones, se requerirá del acuerdo del condenado. En caso contrario, el tribunal impondrá, por vía de sustitución y apremio de la multa, la pena de reclusión, regulándose un día por cada tercio de unidad tributaria mensual, sin que ella pueda nunca exceder de seis meses”.

Las modificaciones reseñadas en este comentario, correspondientes al Artículo 2° y 3° de la Ley N° 20.587, están sujetas para su entrada en vigencia, a la publicación de un reglamento dictado por el Ministerio de Justicia, así lo expresa el Artículo 5° de la ley:

“Artículo 5º.- Las normas referidas a la pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad contenidas en los artículos 2º y 3º de esta ley se aplicarán en conformidad a un reglamento dictado por el Ministerio de Justicia.

Dichos artículos entrarán a regir el día en que se publique en el Diario Oficial el reglamento a que se refiere el inciso anterior.’’.

Consulte la Ley N° 20.587, en Microjuris.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: