Molestia por retraso del ingreso del proyecto de salario mínimo manifiesta bancada de oposición

El Diputado Pablo Lorenzini señaló “con toda la legítima presión que existe en torno a los salarios, finalmente el Gobierno ingresará la iniciativa a última hora, le pondrá discusión inmediata y tendremos que votar prácticamente sin debate porque este reajuste debe regir a partir del 1 de julio, mal, la verdad, así no se avanza”.

El parlamentario DC, integrante de la comisión de Hacienda, agregó que “el Gobierno parece no escuchar las demandas que se han planteado en torno al salario mínimo en $250.000, y por el contrario, envían a la Ministra del Trabajo a asustar a los trabajadores con amenazas de rebajas en sueldos o despidos. El Presidente, en su cuenta del 21 de mayo, se vanaglorió de lo bien que está el país y del empleo, pues bien, que se defina y que empiece por mandar el proyecto, lamentablemente así como están los tiempos, será demasiado tarde”.

Por otra parte, el diputado Lorenzini reiteró su preocupación por la situación de los combustibles, recordando que la iniciativa que modifica el SIPCO “quedó sin piso político”. Al respecto, señaló que “después que lo rechazamos en la comisión de Hacienda y que todas las bancadas de la oposición más los independientes notificamos al Gobierno del rechazo, por ser un proyecto que no soluciona el problema de fondo, la iniciativa desapareció”.

Sobre este tema, precisó que “le pedimos al Gobierno, por enésima vez, que disminuya aunque sea transitoriamente el impuesto específico a los combustibles a 4,5 UTM, pero nada, la verdad es que percibimos que el Ministro de Hacienda está complicado y sólo vemos señales erróneas al respecto”.

(Fuente: Cámara de Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: