Comisiones Unidas de Constitución y Economía analizarán en particular proyecto que crea un marco legal para las quiebras

Con plazo para realizar indicaciones hasta el próximo 26 de julio, quedó el proyecto, en primer trámite, que sustituye el régimen concursal vigente por una ley de reorganización y liquidación de empresas y personas, y perfecciona el rol de la Superintendencia del ramo.

Ello, luego de que la Sala del Senado aprobara en forma unánime, la iniciativa, que tuvo su origen en un Mensaje del Ejecutivo. De este modo, el proyecto será analizado por las Comisiones Unidas de Constitución y Economía.

Durante el debate intervinieron los senadores Eugenio Tuma, José García Ruminot, Hernán Larraín, Andrés Zaldívar, Juan Pablo Letelier, Víctor Pérez, Carlos Larraín, Jovino Novoa, Hosaín Sabag, Alejandro Navarro, además del ministro de Economía, Pablo Longueira y de la Superintendenta de Quiebras, Josefina Montenegro.

Los legisladores hicieron énfasis en la necesidad de modernizar y facilitar los actuales procedimientos concursales con el fin de propiciar el emprendimiento y proteger a los trabajadores y acreedores.

 DEBATE NECESARIO

 El senador Tuma, en su calidad de presidente de la Comisión de Economía, dio una detallada cuenta de la iniciativa y su tramitación.  Señaló que la iniciativa «amerita un debate cuidadoso pero también una extremada urgencia, porque hemos conocidos numerosas pequeñas y medianas empresas que cierran sus puertas y ni siquiera se acogen a la quiebra y otras lo hacen pero son muy bajas las que recupera sus recursos». Por lo tanto, se pierden empleos, emprendimientos y la posibilidad de generar industria.

 Aseveró que «la experiencia que hemos tenido es negativa y en definitiva no ayudamos a los emprendedores y, muchos de ellos, no se vuelven a levantar a costa de sus recursos personales y familiares», por eso «creo que el proyecto va a permitir resurgir a muchas empresas o bien recuperar los valores como unidad económica». Asimismo agradeció a los especialistas y abogados que concurrieron a la Comisión y recalcó que este «es uno de los proyectos más sustantivos en materia de defensa a la pequeña empresa y del empleo».

A su turno, el senador García Ruminot, recordó que en el país «los emprendedores que caen en situación de insolvencia, quiebran y normalmente quedan estigmatizados sin posibilidad de recuperarse, este proyecto facilita la reorganización de los pasivos y si una empresa está en situación apremiante de deuda, se trata de obtener de los acreedores mayores plazos y condiciones de tal manera de salvar la empresa con todo su giro para que puedan mantenerse los empleos. Si eso no es posible, esta ley permite una pronta liquidación de empresa que entra en situación de cesación de pagos y quiebra de modo de recuperar mayores recursos». Asimismo destacó que, por primera vez, el proyecto se hace cargo de la quiebra de las personas.

(Fuente: Senado)

Acceda Proyecto de Ley Boletín Nº 8324-03

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: