Presentan proyecto de ley que otorgaría derecho a trabajadores para ausentarse cuando su cónyuge tenga una enfermedad terminal o catastrófica

Los senadores Carlos Bianchi y Baldo Prokurica, presentaron una moción que ya fue derivada a la Comisión del Trabajo para su estudio, que tiene por objetivo que los trabajadores cuyos cónyuges ha sido diagnosticado con una enfermedad grave, terminal o catastrófica, tendrán derecho a un permiso, para faltar a su empleo por el tiempo que dure el tratamiento.

Los Senadores precisaron que «nuestra legislación, indica la obligación de otorgamiento de licencias médicas a la madre o en su defecto al padre que tenga un niño menor de un año diagnosticado con una enfermedad grave. Pero nada en el caso que, el que sufra la enfermedad grave o terminal, sea uno de los cónyuges».

Enfatizaron que «esta iniciativa, pretende corregir esta situación, posibilitando que el cónyuge sano, pueda acompañar a aquel que sufre y cumplir así las obligaciones de auxilio, socorro y protección mutua. Hoy, los distintos cuerpos normativos en la materia de licencias médicas, establecen que las licencias médicas constituyen un acto médico administrativo en el que intervienen el trabajador; el profesional que certifica, el Compin o Isapre, el empleador y la entidad previsional o caja de compensación en su caso».

En lo fundamental, el texto legal establece que «cuando uno de los cónyuges ha sido diagnosticado con una enfermedad grave, terminal o catastrófica, el otro tendrá derecho a un permiso, para ausentarse de su trabajo por el tiempo que dure el tratamiento y hasta cinco días después de la recuperación total o fallecimiento del cónyuge enfermo».

Añade que «para hacer valer este derecho, el cónyuge deberá dar aviso a su empleador con, a lo menos 3 días de anticipación, acreditando mediante certificado médico la situación que afecta a su marido o mujer y adjuntando la respectiva licencia médica».

Precisa que «en caso que los beneficios fuesen obtenidos en forma indebida, los trabajadores involucrados serán solidariamente responsables de la restitución de las prestaciones pecuniarias percibidas, sin perjuicio de las sanciones penales que por este hecho les debiese corresponder».

(Fuente: Senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: