Reajuste del sector público, el otro tenso debate legislativo laboral que se avizora

Tras el arduo debate que ha significado el reajuste del salario mínimo, el gobierno deberá enfrentar una nueva y tal vez igual de compleja negociación. El reajuste del sector público, que comenzaría en noviembre, puede abrir un nuevo foco de conflicto en el Ejecutivo.

Es que las pretensiones de los trabajadores, en general, apuntan a una reivindicación de los derechos adquiridos anteriormente, que tal como ha explicado el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, pasan también por fortalecer la carrera funcionaria y mantener acuerdos alcanzados con el gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet, como el incentivo al retiro de los funcionarios del sector público.

Esto sumado al reajuste monetario -que el año pasado fue de 5%- puede generar nuevas divisiones entre el Ejecutivo y la oposición, tal como ocurrió en la reciente negociación por el salario mínimo.

La decisión de la CUT de no sentarse a la mesa para conversar con el ministro de Hacienda el ajuste al salario mínimo y sólo presentar una carta con su aspiración podría haber sentado un precedente para las organizaciones sindicales respecto a dejar las negociaciones en manos del Congreso, pero De la Puente descarta que esta fórmula se repita, argumentando que los trabajadores fiscales “informados y movilizados” son parte fundamental de esta negociación.

(Fuente: Diario Financiero)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: