Corte Suprema ordena excluir de Registro de ADN, la huella genética de adolescente infractor de ley

La Corte Suprema ordenó excluir de los registros la huella genética de un menor de edad infractor de ley, por considerar que la incorporación del ADN de los adolescentes a dicho registro vulnera las normas de la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente  y las de reinserción social.

En fallo unánime (causa rol 4760-2012), los ministros de la Segunda Sala del máximo tribunal Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y el abogado integrante Jorge Lagos, anularon sólo en este aspecto el fallo que condenó al menor a una pena de 541 días de libertad asistida especial, como autor de un delito de robo con intimidación, ocurrido en La Calera.

La sentencia dictada por el máximo tribunal determina que la incorporación de adolescentes al registro de ADN criminal vulnera las normas de reinserción de los jóvenes infractores de ley.

“Que, la medida reclamada, que se ha impuesto por la sentencia que con justa razón se ha impugnado, se encuentra al margen de la ley, ya que como se ha manifestado, los menores de dieciocho años de edad no pueden ser objeto de sanciones penales, sino que de aquellas especiales que fija la Ley Nº 20.084, las que se establecieron en aras del interés superior del adolescente y no para perjudicarles. Dicha sanción aplicada en el presente caso es ilegal además porque no aparece en el catálogo de la Ley Nº 20.084, ni tampoco ella se ha remitido a la primeramente mencionada. Por su parte, la Ley Nº 19.970 es muy anterior a la que se acaba de señalar, de manera que no podría haber estado en la mente del legislador hacerla aplicable a los menores infractores de ley. Al revés, no estuvo en el interés del legislador de la Ley Nº 20.084 esta medida, pues de otro modo no habrían dejado tan delicado asunto en manos del intérprete judicial, sino que se habría incluido en forma expresa en ella”, dice el fallo.

(Fuente: Poder Judicial)

 Consulte el fallo aquí.

Vea también otros fallos sobre la misma materia en Microjuris: MJJ29015 y MJJ32234

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: