Con críticas se inició ayer lunes la discusión sobre reforma tributaria: Ministro de Hacienda no logró aunar criterios en torno al proyecto

La iniciativa ha generado dispares reacciones pues los senadores de la Alianza llamaron a respaldar la iniciativa que permitirá allegar recursos entre US$700 y US$1.000 para financiar la reforma educacional. El senador Gonzalo Uriarte, emplazó a sus pares e insistió en que el «obstruccionismo» mostrado por parlamentarios de la Concertación, «no ayuda a encontrar una solución concreta para las demandas de los estudiantes, ya que esta reforma está orientada a mejorar la calidad de nuestra educación».

El senador García Ruminot, presidente de la comisión, explicó que el ministro de Hacienda hizo una exposición detallada de la reforma tributaria, los ítem que incrementan los ingresos, los que significan reducciones en la recaudación fiscal  y el efecto neto de la reforma.

En tanto, el senador Escalona, Presidente del Senado, aseveró que la propuesta del Ejecutivo contribuirá a acentuar las desigualdades del país ya que las personas que ganen $600 mil pesos tendrán una rebaja tributaria anual de $5000; mientras que los ingresos del tramo más alto, entre los $6 millones y $10 millones tendrán una rebaja tributaria de $1.500.000 al año.

Asimismo solicitó un pronunciamiento al Ejecutivo sobre si está dispuesto a modificar esta situación y consideró «equivocada y desafortunada» la decisión de incluir un bono tributario para las familias con ingresos de hasta $1.400.000, y cuyos hijos estudien en colegios particulares subvencionados, «eso es generar un incentivo para terminar con la educación municipal», dijo.

El senador Lagos Weber expresó sus severos reparos a la «reducción  impuesto de timbres y estampillas que favorece proporcionalmente a las grandes empresas; las rebajas tributarias a las personas de más altos ingresos  y el crédito tributario contra gasto en educación para aquellos que más tienen». Indicó que si la iniciativa no es perfeccionada no estará disponible para respaldar la idea de legislar.

En tanto, el senador Novoa pidió  tener «prudencia en el discurso» que se entrega para rechazar esta reforma, porque «se habla que favorece a los ricos y no se dice que una persona que gana 5 millones de pesos paga un impuesto a la renta del 30% promedio. Es decir, al mes paga $1.800.000, unos $12 millones de pesos al año y el descuento del 10%, equivale a $180.000 mensuales».

Lo mismo en materia de impuestos a las empresas «el tema es si queremos crezcan, o el mensaje es que permanezcan como PYMES, de lo contrario pasan a ser verdaderos delincuentes en el país».

Finalmente, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín respondió las inquietudes de los senadores y explicó que la reforma está diseñada sobre la base de incentivos y aumentos tributarios con el fin de financiar la reforma educación, pero también promover el crecimiento y la inversión.

Precisó que «esperamos tener la oportunidad de dialogar y conversar con mente abierta y eso significa entender que en el pasado reciente, en gobiernos de la Concertación se realizaron rebajas a las personas, a los timbres y estampilla y pido que el juicio que se haga a la reforma sea según su mérito y no sea según el gobierno que la está proponiendo».

(Fuente: Senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: