Con nuevos beneficios tributarios para las empresas entra en vigencia la nueva Ley I+D

Hoy entra en vigencia la nueva ley de I+D y ayer el ministro de Economía, Pablo Longueira, participó de un evento organizado por la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) donde se explicaron los principales beneficios de la implementación de esta nueva ley.

En esa línea, el secretario de Estado explicó la relevancia de la iniciativa y los beneficios que entrega la nueva ley. Entre estas se cuentan que las empresas podrán aplicar los beneficios tributarios sobre los gastos en Iinvestigación y Desarrollo que realizan con sus propias capacidades o contratando a terceros, pudiendo llegar a un 48%, sobre un tope de crédito tributario de 15.000 UTM anuales por empresa, es decir, aproximadamente US$ 1,2 millones, sostuvo Longueira. 
“Creemos que a partir de mañana (hoy) que se implementa la ley que aprobamos en el Congreso y al publicar sus reglamentos, vamos a dar un salto histórico en investigación y desarrollo en Chile, la verdad es que el interés que ha existido no solamente del mundo privado sino que también del mundo de las universidades de acogerse a conocer esta ley nos da un gran señal de que ésta va a ser una ley que va a marcar un antes y un después en la investigación y en el desarrollo de Chile”, señaló el ministro de Economía.

De todas formas, el titular de la cartera económica agregó que aún existen cosas que se deben perfeccionar. “Aún tenemos grandes desafíos que abordar para mejorar nuestra competitividad y la ley de I+D constituye una herramienta concreta que contribuye a avanzar en esta materia”. 
Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre, destacó el interés que las empresas han manifestado por informarse sobre esta nueva normativa. “Hoy existen 52 empresas que están aquí y que han manifestado su interés real por hacer uso de la nueva ley. Estas empresas nos han señalado que durante los próximos 12 meses invertirán en proyectos de I+D por un monto total de 
$ 15.000 millones, con lo que significaría más que duplicar lo certificado desde el año 2008”, explicó.

Según datos entregados por la Corfo, la Ley 20.241 existe desde 2008, con el objetivo de contribuir a mejorar la capacidad competitiva de las empresas chilenas al establecer un incentivo tributario para la inversión en investigación y desarrollo (I+D) que permite a estas entidades rebajar, vía impuestos, un 35% de los recursos destinados a actividades de I+D.

Entre los cambios destacados está la posibilidad de que las empresas hagan uso del 35% de crédito tributario en las inversiones de proyectos de I+D realizados al interior de la compañía, sin ser obligatorio el trabajo conjunto con un centro experto acreditado en Corfo.

Otra de las novedades importantes de la Ley es que el aumento del tope anual al que las empresas accederán como beneficio, que pasa de 5.000 UTM a 15.000 UTM, a la vez elimina el requisito de que el crédito tributario no fuese superior al 15% del ingreso bruto anual de las compañías.

Por ello, Longueira insistió en que “esta ley entrega beneficios tributarios muy importantes y esperamos realmente que Chile se convierta en un polo de emprendimiento y de innovación”.

(Fuente: Diario Financiero)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: