Corte Suprema rechaza demanda de indemnización de ex edecán de la Cámara de Diputados

La Corte Suprema rechazó la demanda de indemnización de perjuicios presentada por el ex edecán de la Cámara de Diputados Jaime Krauss Rusque, en contra del Fisco por su cese de funciones en agosto de 2004.

En fallo unánime (causa rol 9712-2009), los ministros de la Tercera Sala del máximo tribunal Héctor Carreño, Pedro Pierry, Sonia Araneda, María Eugenia Sandoval y el abogado integrante Emilio Pfeffer, acogieron el recurso de casación en contra del fallo que había ordenado el pago de $50.000.000 (cincuenta millones de pesos).

La resolución del máximo tribunal determina que no hubo responsabilidad del Estado en la desafectación del demandante, quien renunció al cargo tras ser procesado por violaciones a los derechos humanos en Pisagua, resolución que también fue anulada.

“Que no se acreditó en autos que la decisión de renunciar le haya sido impuesta al demandante, como lo alega en su libelo. En efecto, al respecto los dichos de los testigos Ivonne Aqueveque Pérez, de fojas 341, Manuel Espíndola Durán, de fojas 347 y Waldo Mora Longa, de fojas 349, son insuficientes para tenerlo por establecido, desde que la primera se limitó a señalar que le fue pedida la renuncia al demandante, sin dar razón de sus dichos; el segundo, que le llevó un sobre al actor por encargo del oficial Mayor de Secretaría de la Cámara, el que debía regresarle, cuyo contenido ignora, agregando que escuchó a familiares y amigos señalarle a Jaime Krauss que no firmara el documento y que éste dijo que lo haría de buena fe porque en él se le resguardaban sus derechos; y el tercero, que la Cámara le pidió al demandante que pusiera su cargo a disposición, sin que de tales dichos pueda desprenderse que existió una presión ilegítima de la entidad suficiente como para doblegar la voluntad del actor al momento de presentar su renuncia al cargo, máxime si, como también lo declaró  Ivonne Aqueveque, éste integró por catorce años la Junta de Calificaciones del Personal, por lo que debía tener conocimiento del estatuto, derechos y obligaciones que regían al personal de la Cámara, y firmó el documento conociendo su tenor o contenido”, dijo el fallo.

(Fuente: Poder Judicial)

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: