Despachan proyecto que establece la protección de los datos personales en materia de salud

En condiciones de ser discutido y votado por la Sala del Senado quedó el proyecto que adecua las normas de salud a la denominada «Ley Dicom» con el objeto de impedir que los datos médicos de las personas sean traspasados a terceros. Ello, luego que la Comisión de Salud aprobara en general y en particular la citada iniciativa que cumple su segundo trámite en la Cámara Alta.

Así lo explicaron los senadores Francisco Chahuán y Mariano Ruiz-Esquide, integrantes de la citada instancia legislativa, al término de la sesión en que también abordaron algunas indicaciones al proyecto que establece el modo de determinar quiénes pueden ser considerados donantes de órganos y discutieron sobre las vacunas que contienen timerosal.

Cabe recordar que el proyecto sobre datos personales, más conocido como «Dicom de la Salud», precisa que los prestadores de salud no podrán consultar sistemas de información comercial de ningún tipo, ni aún con el consentimiento del paciente, para efectos de condicionar o restringir una atención de urgencia.

Al respecto, el senador Chahuán señaló que «esta fue una corrección a la nueva Ley de Dicom donde este elemento no fue considerado y nosotros estimamos que es muy importante que el denominado proyecto de Dicom de la Salud permita complementar la ley aprobada y que evite que los datos médicos de las personas puedan ser transferidos y vendidos como bases de datos».

Agregó que la iniciativa también impide que «a una persona se le consulte el Dicom para ser atendido en establecimientos públicos y privados. Hemos hecho varias denuncias respecto de que varios pacientes, cuando llegan a una clínica o a un hospital, se les consulta el Dicom y eso no puede ser posible. Este proyecto de ley prohíbe ese tipo de conductas».

También se continuó con el estudio del proyecto que establece el modo de determinar quiénes pueden ser considerados donantes de órganos. Los Legisladores estudiaron una indicación centrada en el establecimiento de un derecho de preferencia, para que aquellas personas que son donantes o potenciales donantes puedan recibir primero un órgano en caso que lo requieran.

En su opinión, esa enmienda no es realizable, debido a que la ética médica y el estado de necesidad indican que hay que darle prioridad a quienes requieran de un órgano en cualquier circunstancia.

En la misma línea se manifestó el senador Mariano Ruiz- Esquide, quien señaló que «tengo muchas dudas respecto de eso. Me siento más cercano a la idea de no aprobar esa indicación, porque si bien algunos consideran que es una forma de solidaridad, es un concepto muy utópico. Los médicos resolvemos en la necesidad extrema y en el principio que se llama necesidad y urgencia. Quien más lo necesita recibe la donación de órganos en igualdad de condiciones».

El legislador indició además que acordaron citar a una nueva sesión para abordar el tema de las vacunas que contienen timerosal.

(Fuente: Senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: