Proyecto de ley establece responsabilidad de los Bancos en caso de fraude

Los diputados autores de la moción advierten y reconocen el peligro que significan las clonaciones de tarjetas, problema que se ha repetido con frecuencia en distintos lugares de Chile. “Este sin duda es un fenómeno inédito en nuestro país al cual debemos ponerle fin cuanto antes”, señalan.

“Con preocupación nos hemos ido enterando a través de la prensa de las formas en que los delincuentes logran vulnerar la seguridad de nuestras tarjetas mediante la técnica conocida como «Skimmer» y cómo, en su gran mayoría, los bancos se desentienden de su responsabilidad ante esa clase de delitos simplemente traspasando el deber de resguardo a sus clientes mediante seguros que significan un costo asociado adicional al que se cobra por mantener la cuenta y otros impuestos varios”, explican los legisladores.

Dicha práctica -indican los diputados- hace cuestionar la existencia misma de los bancos y sin duda los altos costos que cobran por mantener las cuentas, más aun cuando no existe una posición legal que determine de forma clara la responsabilidad de los bancos ante este tipo de fraudes.

Es así como actualmente es el afectado por la defraudación quien debe realizar el reclamo ante el banco y posteriormente iniciar una causa penal y si desea obtener un buen resultado judicial tendrá que contratar un abogado, con el costo que ello significa. Como evidentemente lo que se busca de forma última es la restitución del dinero hurtado, tendrá que accionar de manera civil y con ello aumentar los costos de tramitación. En conclusión, quien asume todo el costo de defenderse por un delito del cual fue víctima, es el usuario de la cuenta bancaria.

Es por esto que el proyecto de ley modifica la Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques para que se contemple de manera explícita que el cobro de mantención de cuentas corrientes incluirá el seguro contra fraudes en todos los productos asociados al contrato, sin que esto signifique un costo adicional para el cliente y así resguardar el interés de miles de chilenos que diariamente se ven afectados por este tipo de delitos.

De este modo, se dispone que “el cobro por mantención aplicado a los clientes de cuentas corriente y sus productos asociados deberá contemplar la contratación de seguros contra fraudes financieros sin que ello signifique un aumento en la tarifa pactada en el contrato de apertura».

El proyecto de ley será analizado por la Comisión de Economía.

(Fuente: Cámara de Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: