Grupo de Diputados propone penalizar la destrucción de infraestructura deportiva en plazas y calles

Sus autores indican que según la Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud los chilenos andan mal, puesto que un 67% padece sobrepeso. Además un estudio realizado por científicos del Imperial Collage de Londres y la Universidad de Harvard señaló que los hombres chilenos tienen un IMC promedio de 27 y las chilenas de 27,9, en la zona amarilla del sobrepeso y muy cerca del nivel 30, donde ya se habla de obesidad.

“En vista de los antecedentes existe una necesidad de incorporar en el país medidas de apoyo al desarrollo de la actividad física y la ejecución de actividades recreativas”, señalaron los diputados. Además, agregaron que el deporte cobra especial importancia hoy a partir de las exigencias del mundo actual, considerando la competitividad y rentabilidad de sus esfuerzos.

Otro punto destacado por los legisladores, es la excesiva proliferación de una sociedad consumista y elitista, que va dejando de lado la vida en comunidad, incluso dentro del propio ámbito familiar. En virtud de lo anterior, es tan importante fomentar y desarrollar actividades de esparcimiento que son cada vez más escasas o breves. Lo que justificaría una sociedad más agobiada por la rutina laboral que disminuye su calidad de vida.

Crear más infraestructura de carácter deportivo propendería a un aumento sostenido de las horas de deporte y esparcimiento de las personas, convirtiéndose en un futuro en actividades de carácter masivo dentro de la comunidad. “El deporte es una ventana destinada a enriquecer la vida y salud de las personas”, sostienen los parlamentarios.

De manera que los atentados perpetrados en contra de la infraestructura deportiva existente en calles, plazas y otros espacios públicos, se opondría al nacimiento de una cultura de vida saludable que poco a poco se ha ido instalando en el cotidiano y perjudicaría la existencia de miles de personas a lo largo del país que no pueden optar por espacios deportivos privados.

En consecuencia, el proyecto de ley propone establecer penalidades específicas para aquellas personas que deliberadamente dañen la infraestructura deportiva, con la sola finalidad de provocar perjuicios en tales obras.

Las sanciones propuestas buscan incorporan al infractor en el proceso de restauración del material dañado, a través de la imposición de penas comunitarias, las que sin ser del todo drásticas, generan mayores elementos de efectividad en su aplicación.

El texto legal, enviado a la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia, incorpora un nuevo artículo 487 bis en el Código Penal, quedando de la siguiente manera: “el que ocasionare daño a la infraestructura deportiva establecida en plazas, calles y otros espacios de uso público será condenado con la pena consignada en el artículo anterior, debiendo además el autor participar en el proceso de restauración de los de los bienes dañados a título de sanción comunitaria la que será determinada por el juez».

(Fuente: Cámara de Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: