Chile y Federación de Rusia: visan Convenio que sería la antesala de un futuro acuerdo de libre comercio

En condiciones de ser analizado por la Sala del Senado, quedó el proyecto de acuerdo aprobatorio del Acuerdo de Relaciones de Socios entre la República de Chile y la Federación de Rusia, suscrito en Yokohama, Japón, el 13 de noviembre de 2010. Ello, luego de que la Comisión de Relaciones Exteriores despachara la iniciativa, tras escuchar las exposiciones del embajador de la Federación de Rusia en Chile, Mikhail Orlovets y de representantes de la Cancillería.

Entre otras materias, el instrumento internacional reconoce los vínculos de amistad y cooperación que unen a Chile y la Federación de Rusia y la aspiración común de las Partes de ampliar el entendimiento y los vínculos de manera de elevar el nivel de los mismos. Asimismo dispone el establecimiento de relaciones de socios y cooperación entre las Partes, todo ello de conformidad con los propósitos y principios de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras normas universalmente reconocidas del derecho internacional en pro de la democracia, los derechos humanos y el desarrollo sostenible.

Se prevé que las Partes adopten medidas para el establecimiento y desarrollo de contactos y cooperación entre la Federación de Rusia y el «Grupo de Río» y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Del mismo modo, deberán contribuir a la vinculación recíproca de las estructuras económico-comerciales chilenas y rusas con los procesos de integración que se están configurando en América Latina y en los Estados de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

 Por otro lado se establece que las Partes desarrollarán una cooperación en el campo científico-técnico, sobre la base del interés recíproco a través de los organismos y organizaciones competentes de ambos Estados, la que se orientará a las investigaciones científicas y estudios tecnológicos en el ámbito de la agricultura, la salud, la energía limpia, la utilización de la energía nuclear con fines pacíficos, las tecnologías de información, la protección del medio ambiente, la utilización racional de los recursos naturales y la protección de los conocimientos tradicionales sobre recursos genéticos, biotecnología y otros asuntos de interés recíproco.

 Igualmente, las Partes deberán tomar medidas para incentivar las relaciones económico-comerciales, su intensificación y diversificación y así perfeccionar la base jurídica de la cooperación y aumentar la eficacia de la Comisión Intergubernamental Chileno-Rusa de Comercio y Cooperación Económica.

(Fuente: Senado)

Consulte tramitación, Boletín N° 8388-10

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: