Iniciativa busca eximir al comprador de un automóvil de las infracciones o multas del propietario anterior

Los compradores de vehículos motorizados frecuentemente se encuentran con infracciones cursadas o multas impuestas por uso del TAG o Televía en contra de los vehículos que han adquirido, las que se han generado a partir del no pago oportuno de aquellas, por parte del del vendedor de dichos vehículos, quien ha sido el infractor.

Lo anterior, en razón de que el procedimiento que va desde el cursamiento de la infracción, que inicia con la toma de registro del paso de éste por alguna autopista concesionada, habiendo infringido alguna de las condiciones fijadas por el contrato de uso de TAG o Televía, o por no contar con el dispositivo al momento de transitar por aquellas vías, y el momento en que llega a tramitarse ante el Juzgado de Policía Local competente, y dictarse el posterior fallo que impone la multa correspondiente, implican meses o hasta años en todo este proceso.

Como consecuencia de ello, el nuevo adquiriente, quien no cometió la infracción, sino que la heredó de su contratante infractor que le vendió y transfirió dicho automóvil, es que el anterior no podrá renovar el permiso de circulación respectivo, y deberá cancelar el pago de dicha multa.

En virtud de lo anterior, el proyecto de ley (boletín 8615) pretende exigir que quien venda un vehículo, deba cumplir con un trámite previo, en cualquier notaría o en la misma donde transferirá su vehículo, previa constatación de la existencia de infracciones cursadas por las concesionarias, consistente en otorgar una declaración jurada donde el vendedor declare, para que sea autorizada la venta, que su vehículo no se encuentra afecto a infracciones por uso de TAG o Televía.

“Puesto que no puede ocurrir que una persona que adquiera un bien, sea víctima de la irresponsabilidad o negligencia de un tercero co-contratante, que no solucionó el pago o no ejerció sus derechos legales para evitarlo, y sin reparo alguno, le endosa este gravamen, y desaparece. Siendo así, la ley no puede dejar de amparar y de proteger a estas personas adquirientes de automóviles, las que sin conocimiento alguno, y no teniendo vías para tomar cuenta de estas infracciones, sino hasta un momento posterior, terminan siendo responsables de pagar deuda ajena, o inhibirse de poder cumplir con la legítima renovación del permiso de circulación”, señalaron los parlamentarios autores de la iniciativa legal.

La moción, que ya se encuentra en la Comisión de Transportes, incorpora un cuarto inciso al artículo 42 del DF Nº 164, estableciendo que los adquirentes de vehículos que registren multas por no pago de infracciones que exhiban ante el Registro Civil copia autorizada de declaración jurada ante Notario, emanada del anterior propietario del vehículo respectivo, otorgada al momento de la venta, en la cual dicho vendedor declare que el vehículo no se encuentra afecto a denuncias, infracciones o multas impuestas al momento de la venta, y siendo dicho titular de la declaración, la persona que figura como propietario del vehículo al momento de la denuncia de que dé cuenta la sentencia que establece la multa, importará eximir al nuevo adquirente, del pago de las multas respectivas, como asimismo, de las sanciones adicionales establecidas en el artículo 24 y 24 bis de la Ley 18.287.».

(Fuente: Cámara de Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: