Diputados buscan introducir nuevas modificaciones a la Ley de Violencia en los Estadios

violencia estadiosSegún explicaron los parlamentarios, el texto apunta a permitir el uso de bombos y lienzos a los estadios, generar un nuevo control de ingreso a barristas y que, en los casos de jugarse un partido sin público, el equipo sancionado proporcione entradas y capacitación para niños y jóvenes de escasos recursos.

“Nosotros queremos erradicar el concepto de ‘barra brava’, pero no queremos sacar a los hinchas de los estadios y queremos que ellos puedan cantar y alentar a su equipo con los bombos. Por eso, creemos que es posible adoptar medidas para que vuelvan los bombos sin que éstos puedan ser usados como medio de transporte de alcohol, drogas o elementos cortopunzantes”, explicó la diputada Turres.

Sobre el punto, el diputado Díaz enfatizó que “las barras son parte de la identidad de los partidos en el fútbol chileno y latinoamericano. El aliento de las barras es parte del espectáculo deportivo y eso es lo que queremos tener de regreso en los estadios”. “La idea es que vuelva el carácter de fiesta popular a los estadios de fútbol”, añadió.

En este sentido, Díaz precisó que “nosotros estamos por que se erradique la violencia en los recintos deportivos, pero no queremos que éstos pierdan su esencia y parezcan cementerios. Por eso es que este proyecto pretende corregir algunos efectos negativos de la ley Estadio Seguro”.

En la misma línea, el diputado Farías expresó que “está claro que con haber sacado los bombos de los estadios la violencia no ha salido, las barras bravas siguen existiendo. Lo que queremos es que vuelvan las barras, pero que salgan los delincuentes del estadio y sólo queden los hinchas que van a respaldar a su equipo”.

Y puntualizó: “Este proyecto busca que a los delincuentes les caiga todo el rigor de la ley; no queremos a las barras bravas, queremos que la familia vuelva a los estadios y no una ley que sea sólo un garrote”.

Para ello, los diputados proponen que los bombos no puedan salir del estadio al que pertenecen, siendo guardados en bodegas ubicadas al interior de los mismos y así evitar que sirvan como medios de transporte de alcohol y drogas, uno de los usos que le daban las barras antes de su prohibición.

Asimismo, los parlamentarios proponen crear un “Carnet del barrista”, que sea requerido en al ingreso de cada partido, en reemplazo de la utilización de la Cédula de Identidad.

Y ante partidos en que la ANFP prohíba el ingreso de hinchas, el texto legal busca que el máximo organismo del fútbol nacional autorice la impresión de entradas especiales para que el club sancionado invite a niños y jóvenes escolares de escasos recursos al estadio.

(Fuente: Cámara de Diputados)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: