Corte Suprema ordena a isapre pagar indemnización por retraso en el pago de licencias

CorteSupremaChileLa Corte Suprema rechazó un recurso de reposición presentado por Banmédica y condenó a la isapre a pagar una indemnización de $10.000.000 (diez millones de pesos) por el no pago oportuno de licencias médicas a la cotizante Livia Ivanovich Segovia.

En fallo unánime (causa rol 161-2013), los ministros de la Primera Sala Nibaldo Segura, Juan Araya, Guillermo Silva, Juan Eduardo Fuentes y el abogado integrante Jorge Baraona, rechazaron la reposición presentada por la isapre, después de que la misma sala declarara inadmisible el recurso de casación en la forma y rechazara la casación en el fondo presentada por la institución de salud privada.

La resolución del máximo tribunal dejó a firme el fallo de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas que había confirmado la sentencia de primera instancia -dictada por el Primer Juzgado de Letras de la ciudad- que estableció el incumplimiento contractual de la isapre.

“En términos simples, dicho contrato impone a la ISAPRE la obligación de pagar los subsidios de salud del cotizante, para cubrir sus licencias médicas –que implican que pueda faltar a su trabajo en caso de enfermedad, para recuperar su salud, recibiendo una suma equivalente a un porcentaje de su remuneración para su subsistencia, no obstante no desarrollar sus labores- a cambio del precio consistente en el pago de las respectivas cotizaciones de salud previsional –porcentaje mensual de su remuneración- a dicha Institución. El Sistema Privado de Salud Administrado por las Instituciones de Salud Previsional, permite que las personas puedan afrontar sus gastos de salud en forma más racional, procurando descontar mensualmente montos fijos de su remuneración –cotizaciones legales- que se pagan a la ISAPRE para que, en el evento de encontrarse incapacitados para generar remuneración por motivo de enfermedad, les pague los respectivos subsidios, que se establecen en directa relación al plan de salud que hubiesen contratado, esto es, a mayor cotización, mayor cobertura y beneficios. Así, lo esperable para un cotizante es que, cumpliendo los requisitos –acreditando su enfermedad- se le pague el subsidio convenido”, sostiene el fallo de primera instancia, dictado por el juez Guillermo Cádiz, del Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: