TC rechazó requerimiento de inconstitucionalidad del artículo 206 del Código Civil que restringe ejercicio de acción de reclamación de filiación si se deduce después de seis meses de la muerte del presunto padre

Tribunal_Constitucional_ChileEl TC rechazó un requerimiento que, luego de sucesivas declaraciones de inaplicabilidad en relación a causas por reclamación de paternidad, pretendía obtener la inconstitucionalidad del artículo 206 del Código Civil por considerar que vulnera el artículo 5º, inciso segundo, y el artículo 19 N° 2 de la Constitución, en relación con diversos tratados internacionales.

En su sentencia, la Magistratura Constitucional arguyó, en esencia, que, habiéndose constatado que el requerimiento de inconstitucionalidad deducido por la Juez de Familia de Pudahuel, cumple con los requisitos exigidos por el artículo 93, incisos primero y duodécimo, de la Carta Fundamental, el análisis tendiente a resolverlo se centrará particularmente en el cumplimiento de las exigencias adicionales que la jurisprudencia de esta Magistratura ha ido delineando para resolver sobre la inconstitucionalidad del artículo 206 del Código Civil.

A efecto, las consideraciones por acoger el requerimiento –expuestas por los Ministros Vodanovic, Peña, Viera-Gallo García– expusieron, en torno a la infracción al principio de igualdad ante la ley, que, para decidir sobre la eventual inconstitucionalidad del artículo 206 del Código Civil, resulta necesario precisar, en primer término, que la igualdad ante la ley, consagrada en el numeral segundo del artículo 19 de nuestra Carta Fundamental, implica que “ni la ley ni autoridad alguna podrán establecer diferencias arbitrarias.”

Desde esta perspectiva, sostienen estos Ministros, se prohíbe, al legislador y a toda autoridad, establecer diferencias, pero no cualquier diferencia, sino que las diferencias calificadas de arbitrarias.

En consecuencia y como se afirmó en la sentencia Rol N° 1656, “para efectos de dilucidar si, en el conflicto que se ha planteado, se produce una infracción del derecho a la igualdad ante la ley, es necesario determinar, en primer lugar, si realmente estamos frente a una discriminación o diferencia de trato entre personas que se encuentran en una situación similar para, luego, examinar si tal diferencia tiene el carácter de arbitraria importando una transgresión a la Carta Fundamental. Así, debe analizarse si tal diferencia carece de un fundamento razonable que pueda justificarla y si, además, adolece de falta de idoneidad para alcanzar la finalidad que ha tenido en vista el legislador. Este criterio ha sido reiterado por esta Magistratura, entre otras, en las sentencias roles N°s 790, 825, 829, 834 y 1.340”. (Considerando 14°).

Esta línea de razonamiento, expresan, el análisis comparativo que exige el principio de igualdad debe realizarse, en este caso, verificando si todos quienes aspiran al reconocimiento de su paternidad o maternidad son iguales ante nuestro ordenamiento jurídico o si, por el contrario, existen diferencias entre ellos.

(Fuente: Diario Constitucional)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: