Corte Suprema acoge recurso de protección contra decisión que ordenó reubicación de mascota

gato mascotaLa Corte Suprema acogió recurso de protección presentado en contra de resolución de la seremi de Salud del Bío Bío que ordenó la reubicación de una mascota que –supuestamente- expelía malos olores.

En fallo unánime (causa rol 2446-2013), los ministros de la Tercera Sala del máximo tribunal Sergio Muñoz, Héctor Carreño y María Eugenia Sandoval -además de los abogados integrantes Jorge Baraona y Jorge Lagos- determinaron que el actuar de la autoridad ambiental al disponer la reubicación del animal fue arbitrario e ilegal.

“Consta el inicio de un sumario sanitario regulado en el Título II del Código Sanitario, en este caso por denuncia de particulares conforme lo dispone el artículo 164 del cuerpo legal citado. Que los hechos comprobados por el sumario los circunscribe la autoridad en la infracción al artículo 77 e), “la prohibición de mantener determinadas especies de animales o el número máximo de ellos que pueden ser tolerados en una casa habitación o en locales públicos o privados, y las condiciones de higiene y seguridad que deben cumplirse para su mantención”. Que la amonestación es la pena que la autoridad puede imponer cuando se trate de una primera infracción y los antecedentes lo ameriten, apercibiendo para que se subsane los defectos constatados. Que sin perjuicio de ello, no se advierte del catálogo de sanciones la posibilidad de “reubicar a la mascota”, no mencionando la resolución cual es la facultad ni disposición que la autorice para la orden impuesta, siendo las sanciones administrativas de naturaleza estricta, disponiendo el artículo 174(165): “La infracción de cualquiera de las disposiciones de este Código o de sus reglamentos y de las resoluciones que dicten los Directores de los Servicios de Salud o el Director del Instituto de Salud Pública de Chile según sea el caso, salvo las disposiciones que tengan una sanción especial, será castigada con multa de un décimo de unidad tributaria mensual hasta mil unidades tributarias mensuales. Las reincidencias podrán ser sancionadas hasta con el doble de la multa original. Las infracciones antes señaladas podrán ser sancionadas, además, con la clausura de establecimientos, edificios, casas, locales, lugares de trabajo donde se cometiere la infracción; con la cancelación de la autorización de funcionamiento o de los permisos concedidos; con la paralización de obras, con el comiso, destrucción y desnaturalización de productos, cuando proceda”, dice el fallo.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: