Ley N° 20.680, protege la integridad del menor en caso de que sus padres vivan separados

PaternidadEste viernes 21 de junio, se publicó en el Diario Oficial la Ley N° 20.680 que “Introduce modificaciones al Código civil y a otros cuerpos legales, con el objeto de proteger la integridad del menor en caso de que sus padres vivan separados”. Esta ley tiene como objeto equilibrar la posición de padres y madres que viven separados respecto a sus hijos en cuanto a su cuidado personal,  visitas y patria potestad. Para esto introduce modificaciones al Código Civil, la Ley N° 16.618 Sobre de Menores y a la Ley Nº 19.947 sobre Matrimonio Civil.

Modificaciones al Código Civil

Entre las modificaciones que introduce la Ley N° 20.680 al Código Civil, como se dijo,  que tienden a equilibrar la posición de la madre y el padre separados frente a sus hijos en miras al interés superior de este último.

Así es posible destacar respecto al Cuidado Personal (tuición), que el nuevo texto del  artículo 224, consagra el principio de corresponsabilidad parental, reforzando la regla que dicho cuidado corresponde a ambos padres aún al estar separados. Así la norma expresa: “el principio de corresponsabilidad, en virtud del cual ambos padres, vivan juntos o separados, participarán en forma activa, equitativa y permanente en la crianza y educación de sus hijos”. Con la modificación al Artículo 225 se elimina la regla general ante falta de acuerdo,  en que corresponde a la madre el cuidado personal del hijo en caso de separación, fomentando el acuerdo de ambos padres. También, con respecto a este artículo 225, se elimina la prohibición en la determinación judicial del cuidado personal, de confiarlo al padre o madre que no haya contribuido a la mantención del hijo, trasladando esta regla como criterio a ser ponderado por el juez en la determinación del cuidado personal establecido en el Artículo 225-2 nuevo. Dicho criterio  debe considerarse y ponderarse conjuntamente con los demás, señalados en el Artículo 225-2. Estos criterios son los siguientes:

“a) La vinculación afectiva entre el hijo y sus padres, y demás personas de su entorno familiar.

b) La aptitud de los padres para garantizar el bienestar del hijo y la posibilidad de procurarle un entorno adecuado, según su edad.

c) La contribución a la mantención del hijo mientras estuvo bajo el cuidado personal del otro padre, pudiendo hacerlo.

d) La actitud de cada uno de los padres para cooperar con el otro, a fin de asegurar la máxima estabilidad al hijo y garantizar la relación directa y regular, para lo cual considerará especialmente lo dispuesto en el inciso quinto del artículo 229.

e) La dedicación efectiva que cada uno de los padres procuraba al hijo antes de la separación y, especialmente, la que pueda seguir desarrollando de acuerdo con sus posibilidades.

f) La opinión expresada por el hijo.

g) El resultado de los informes periciales que se haya ordenado practicar.

h) Los acuerdos de los padres antes y durante el respectivo juicio.

i) El domicilio de los padres.

j) Cualquier otro antecedente que sea relevante atendido el interés superior del hijo.”.

En cuanto a la relación directa y regular (visitas) , destaca lo establecido por el Artículo 229-2 nuevo, en cuanto a que ‘‘Art. 229-2. El hijo tiene derecho a mantener una relación directa y regular con sus abuelos. A falta de acuerdo, el juez fijará la modalidad de esta relación atendido el interés del hijo, en conformidad a los criterios del artículo 229.’’. Destaca también que el Artículo 229 nuevo establece criterios  a considerar para que el juez determine el régimen de relación directa y regular, los que corresponden a: “Para la determinación de este régimen, los padres, o el juez en su caso, fomentarán una relación sana y cercana entre el padre o madre que no ejerce el cuidado personal y su hijo, velando por el interés superior de este último, su derecho a ser oído y la evolución de sus facultades, y considerando especialmente:

a) La edad del hijo.

b) La vinculación afectiva entre el hijo y su padre o madre, según corresponda, y la relación con sus parientes cercanos.

c) El régimen de cuidado personal del hijo que se haya acordado o determinado.

d) Cualquier otro elemento de relevancia en consideración al interés superior del hijo”(inciso 3°, Artículo 229, nuevo texto).

En lo que respecta a la patria potestad, se elimina la regla establecida en el Inciso 2° del Artículo 245 relativo a que ante falta de acuerdo corresponderá ejercerla al padre, dejando como regla general, ante falta de acuerdo que esta corresponderá al padre o madre que tenga a su cargo el cuidado personal de su hijo. Relacionado a lo anterior, el inciso tercero del Artículo 244 nuevo, declara  expresamente que: ‘‘Con todo, los padres podrán actuar indistintamente en los actos de mera conservación. Respecto del resto de los actos, se requerirá actuación conjunta. En caso de desacuerdo de los padres, o cuando uno de ellos esté ausente o impedido o se negare injustificadamente, se requerirá autorización judicial.’’

Descargue cuadro comparativo sobre el texto de artículos modificados al Código Civil.

Ficha de disposiciones modificadas por la Ley N° 20.680

–          Código Civil: Modifica los artículos 222, 224, 227, 244 y 245; reemplaza íntegramente el texto de los artículos 225, 226 y 229; Agrega los artículos 225-2 229-2 nuevos; y deroga el artículo 228.

–          Modifica el Artículo 42 de la Ley Nº 16.618 de Menores, (texto refundido, coordinado y sistematizado fue fijado por el artículo 6º del decreto con fuerza de ley Nº 1, del Ministerio de Justicia, de 2000).

–          Modifica el Artículo 21 de la Ley N° 19.947 sobre Matrimonio Civil.

Descargue Texto Completo de la Ley N° 20.680

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: