Corte Suprema acoge recursos de amparo de ciudadanos extranjeros expulsados del país

CorteSupremaChileLa Corte Suprema acogió dos recursos de amparo presentados por ciudadanos extranjeros  en contra de resoluciones del Ministerio del Interior y la Intendencia Regional Metropolitana que decretaron sus expulsiones del país, respectivamente.

La Segunda Sala del máximo tribunal -integrada por  los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y Lamberto Cisternas- acogió las acciones judiciales presentadas por el ciudadano argentino Cruz Bernardo Bazán (causa rol 6649-2013), y por el ciudadano peruano Danny Silva Arancio (causa rol 6650-2013).

En el primer caso, se determinó que la decisión del Ministerio del Interior, que decretó la expulsión del país de Bernardo Bazán, por haber sido condenado por el delito de giro doloso de cheques, es improcedente.

“A juicio de esta Corte, el delito de giro doloso de cheques, contemplado en el artículo 22 del DFL 707 de 1982, Ley sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques, por el que fue sancionado el amparado el año 2006, no constituye ninguno de los ilícitos que el legislador señaló en el artículo 15 N° 2 precitado, en que se enuncian actividades cuya realización, por su gravedad, peligrosidad y perniciosas consecuencias sociales, determinan el más absoluto rechazo de ingreso al territorio nacional para quienes se dedican a ellas; y tampoco puede ser catalogado en la generalización con que concluye dicha norma, la cual evidentemente pretende incluir en tales conceptos, del todo abstractos, otras conductas de la misma entidad de aquellas que fueron enumeradas en su primera parte, entre las cuales no puede considerarse la comisión de los delitos objeto de la condena impuesta y cumplida por el amparado. Igual criterio ya ha establecido esta Corte en decisiones pasadas, al estimar que el delito de hurto no se equipara en entidad y gravedad a ninguno de los ilícitos y actos mencionados en el artículo 15 N° 2 aludido, v. SSCS, Rol N° 66-13 de 09.01.2013 y Rol N° 400-13 de 23.01.2013)”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “En ese orden de ideas, en el presente caso la decisión ministerial revisada, sin perjuicio de lo expuesto en el motivo 3°) ut supra, no satisface tampoco las exigencias de razonabilidad, proporcionalidad y fundamentación propias de una decisión no arbitraria, al desatender completamente las circunstancias personales y familiares del amparado, persona que tiene una pareja estable y cuatro hijos de nacionalidad chilena, uno de ellos menor de edad -según certificados de nacimiento que se adjuntan al expediente-. Sobre esto último, ya ha tenido oportunidad esta Corte de manifestar y explicar la importancia de la conformación de una familia en este país como elemento a ponderar al resolver la permanencia o expulsión de un extranjero, por imperativos constitucionales, así consagrados en el artículo 1° de nuestra Carta Fundamental, como provenientes de los diversos tratados internacionales suscritos por Chile, especialmente de los artículos 3, 8 y 9 de la Convención sobre los Derechos del Niño  (v. SSCS Rol N° 3867-10 de 08.06.2010, Rol N° 7018-2012 de 14.09.2012, Rol N° 66-13 de 09.01.2013, Rol N° 4466-13 de 11.07.2013, y Rol N° 6366-13 de 03.09.2013) (…) Que en vista de todo lo que se ha venido razonando, la orden de expulsión decretada por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública en contra del amparado, constituye una amenaza para su libertad personal y seguridad individual decretada con infracción a la Constitución y las leyes, por lo que la acción de amparo deberá ser acogida y revocado el fallo apelado”.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: