Japón anuncia histórica alza de impuestos para recuperar equilibrio fiscal

impuestos internet IVA cobranzaELEVARÁ EL IVA DESDE 5% ACTUALMENTE A 8%

 

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dio ayer un paso que ninguno de sus predecesores había conseguido en más de 15 años al anunciar medidas para reducir la descontrolada deuda gubernamental.

Aprovechando la elevada popularidad que ha cosechado gracias a una serie de políticas para estimular la economía, Abe informó que el gobierno subirá el impuesto nacional a las ventas (IVA) desde el 5% actual al 8% a partir de abril del próximo año.

Pero al mismo tiempo dijo que tratará de mitigar el impacto sobre la naciente recuperación. Puesto que se espera que el impuesto recaude unos 8 billones (millones de millones) de yenes (US$ 81.420 millones) anualmente, Abe también anunciará un plan de estímulo económico valorado en al menos 5 billones de yenes, según el borrador final al que tuvo acceso la agencia Reuters.

Una fuente involucrada en el proceso dijo que el tamaño del paquete aún podría aumentar, dependiendo de cómo se aborden algunos impuestos corporativos.

La subida de los impuestos es el primer intento serio realizado por el gobierno japonés desde 1997 para controlar la deuda pública de la tercera economía del planeta, que recientemente superó los 1.000 billones de yenes (US$ 10,2 billones), más del doble del tamaño de la economía y la más elevada del mundo industrializado.

Objetivo fiscal


El déficit presupuestario de Japón se sitúa en alrededor del 10% del PIB, una cifra enorme para un país que no está inmerso en la crisis financiera. Cada año, la deuda aumenta en casi el tamaño del PIB conjunto de Grecia, Portugal e Irlanda.

A pesar de ello, los sucesivos gobiernos han hecho poco para controlar el gasto y Abe prometió además amortiguar el impacto del alza tributaria.

Sin embargo, algunos detractores dudan de que baste con el aumento del impuesto para poner a Japón en camino de conseguir su objetivo de reducir el déficit presupuestario a la mitad -incluido el pago de la deuda y los ingresos de las ventas de deudas- en el año fiscal a marzo de 2016 y conseguir el equilibrio presupuestario cinco años después.

“Incluso si las políticas de Abe marchan bien, aún no eliminarán el déficit primario de presupuesto”, dijo la semana pasada Takahira Ogawa de Standard & Poor’s a periodistas. “Sólo desacelerará el ritmo de crecimiento de la deuda pendiente y desacelerará el ritmo de crecimiento del déficit de presupuesto, pero las cosas seguirán empeorando”, dijo Ogawa, director de calificaciones soberanas de la firma. S&P podría recortar la calificación soberana de Japón si no reduce su déficit de presupuesto, afirmó.

 

Fuente: Diario Financiero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: