Crisis en agricultura: solicitan catastro de los daños y advierten que más de 100 mil empleos de temporada están en riesgo

AgriculturaUna verdadera crisis en los sectores hortofrutícolas tras las intensas heladas de septiembre, es la situación que advierten diversos senadores que han expresado su alerta ante las consecuencias que significará no solo para miles de pequeños y medianos productores agrícolas que vieron arruinadas sus cosechas sino también en el empleo, el crecimiento, la inflación y la competitividad del sector exportador.

 

La Comisión de Agricultura del Senado analizó la situación e independientemente, de la sesión especial convocada para el próximo miércoles 9 de octubre (Ver nota relacionada), acordó enviar un oficio al ministro del ramo, Luis Mayol, con el fin de solicitar “un catastro urgente” que permita dimensionar el daño producido y las medidas que se pondrán en aplicación.

 

La instancia que preside el senador Hernán Larraín, expresó su inquietud porque “las pérdidas pueden alcanzar un porcentaje muy alto de la producción hortofrutícola, lo que generará la pérdida de empleos temporales en el periodo de cosecha y de packing comprometiendo sus puestos de trabajo”. Se estiman que son más de 100 mil los puestos de temporada que se verán afectados.

 

Del mismo modo la instancia acordó “oficiar a los distintos gremios involucrados para conocer desde su perspectiva, la magnitud del daño y las sugerencias que estiman para resolver este tema”.

 

“Esta es la helada más grande de la que se tenga memoria y, por lo tanto, esperamos que se busque la fórmula de soluciones concretas que ayuden a superar este problema”, dijo el senador Larraín.

 

En relación a las fuertes heladas que afectan al sector agrícola desde la III a la IX Regiones indicó que “el Ministro de Agricultura ha hablado que el daño alcanza los 500 millones de dólares, mientras que todos los antecedentes nuestros nos indican que las cifras estarían entre 1.000 y 1.500 millones de dólares”.

 

Agregó que “necesitamos, por lo tanto, que los bancos asuman la reprogramación de las deudas de los productores y proveedores de fertilizantes que se han visto afectados. Que puedan revisar su situación con los productores agrícolas y que por cierto a los trabajadores se les busque una alternativa a una situación de cesantía”.

 

Explicó que lo más grave es que “aún no han terminado las heladas y los daños todavía no se pueden cuantificar. La cantidad de empleo son estimaciones todavía provisorias, pero puede ser muchísimo mayor. Entonces lo importante es saber la dimensión del daño, el tipo de problemas causados y los efectos que van a tener en el empleo, eso esperamos que esté listo la próxima semana”, expresó.

(Fuente: Senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: