El destino de los recursos de la reforma tributaria a un año de su implementación

Reforma tributariaHace un poco más de un año -el 26 de septiembre de 2012- el gobierno publicó la reforma tributaria que buscaba financiar la agenda de educación que aún se encuentra en proceso.

En el marco de la actual discusión presupuestaria y las propuestas de una nueva reforma por parte de la candidata Michelle Bachelet, el Ministerio Secretaría General de la Presidencia destaca los principales puntos de la modificación impositiva de la administración Piñera “que no se había hecho con tal magnitud desde hace ya casi dos décadas” y la cual “no significó una traba para el crecimiento económico de nuestro país”.

Recaudación: alzas y bajas
De acuerdo al análisis de la Segpres, en la oportunidad se llevaron a cabo una serie de perfeccionamientos al sistema tributario, a los que se suma el aumento del impuesto de Primera Categoría y el del gravamen a los cigarrillos. Agrega que estas alzas significan un incremento de alrededor de US$ 1.800 millones en los tributos captados por el Estado considerando el promedio para los años 2013 y 2014.
En tanto, precisa que se disminuyó una serie de otros impuestos, «donde los de mayor importancia tienen un impacto directo sobre los chilenos»: se redujo el impuesto de Timbres y Estampillas, lo que bajará el precio de todas las operaciones de crédito; se realizó una disminución de los impuestos personales, procurando que los tramos de menores ingresos tuvieran proporcionalmente una mayor disminución en sus tasas y manteniendo, a la vez, la tasa máxima -de 40%-, aplicable a las personas de mayores ingresos; además, se abrió la posibilidad de la reliquidación del impuesto de segunda categoría. Finalmente, se introdujo un crédito tributario para el gasto en educación escolar para aquellos padres que decidan apoyar financieramente la enseñanza de sus hijos.
Estas medidas en su conjunto, explica el documento, sumadas a la reducción en el impuesto al software y otras intervenciones menores, significarán una reducción de la recaudación tributaria de alrededor de US$ 800 millones, considerando el promedio entre 2013 y 2014.

 

Inyección a la agenda de Educación
La Segpres detalla que los cambios derivaron en un aumento neto de la recaudación de alrededor de US$ 1.000 millones para cada año. Sostiene que esto ha permitido «llevar a cabo importantes medidas del programa social del gobierno, centrado especialmente en la agenda de educación»:

Avanzar hacia que los niños del 60% más vulnerable accedan a cobertura gratuita de kínder y pre kínder.

Incrementar 
las subvenciones escolares, extendiendo además la subvención preferencial a la clase media y a la enseñanza media. Así, entre 2009 y 2014 la subvención total que recibirán los alumnos más vulnerables se incrementará en cerca de un 50% en términos reales. Además, los beneficiarios de la Subvención Escolar Preferencial se han prácticamente duplicado desde los 630 mil en 2009 a 1,2 millones en 2013.

Incrementar 
las becas  de educación de 118 mil (2009) a 400 mil (2014), las que llegarán incluso a la clase media, garantizando la beca a aquellos estudiantes pertenecientes al 60% de los hogares más vulnerables que cumplan con los requisitos académicos establecidos, y que serán diferenciados para los jóvenes de los hogares más pobres. En definitiva, para el presupuesto 2013 el monto total de becas en educación superior alcanzó los $ 391.214 millones, incrementándose en un 19,4% respecto de 2012.

Disminuir 
la tasa de interés del CAE al 2% y establecer un pago máximo del 10% de los sueldos en el pago de los créditos. Con esto, las cuotas que pagarán los futuros egresados se reducirán entre un 30% y un 40% respecto a la situación anterior, asegura.
El documento afirma que en el futuro permitirá financiar el nuevo sistema de financiamiento de la educación superior, que se tramita en el Congreso y que remplazará al Crédito con Aval del Estado (CAE).

Mejorar 
la calidad, remuneraciones y condiciones de trabajo de los profesores, por medio de una nueva Carrera Docente, proyecto que actualmente se discute en el Congreso.

Compromiso de una inyección adicional de cerca de $ 45.000 millones en el  Fondo de Apoyo al Mejoramiento de la Gestión Educacional Municipal (Fagem) de forma anual, lo que implica un incremento cercano al 100% en relación al monto del presupuesto de 2012, totalizando fondos por más de $ 90.000 millones e incorporando criterios de asignación por eficiencia y desempeño.

Aumento en cerca de 50% el Fondo de Aporte Basal por Desempeño de Universidades desde un US$ 25 millones en el presupuesto 2012 a US$37 millones en el presupuesto 2013.

Fuente: Diario Financiero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: