Corte Suprema rechaza recurso de casación por condena a pagar por errores en tratamiento médico

CorteSupremaChileLa Corte Suprema rechazó el recurso de casación presentado por un centro médico y dos cirujanos en contra de la sentencia que los condenó a pagar indemnizaciones por daño moral y daño material por malos procedimientos en intervenciones quirúrgicas de carácter estético,  realizadas el año 2004.

En fallo unánime (rol 8307-2012),  los ministros de la Primera Sala del máximo tribunal Nibaldo Segura, Juan Araya, Guillermo Silva, Rosa María Maggi y Juan Eduardo Fuentes ratificaron la sentencia de la Corte de Apelaciones de Santiago (rol 715-2011),  que a su vez confirmó un fallo del Vigésimo Juzgado Civil de Santiago (rol 10841-2008) que condenó a pagar indemnización a María Macarena Lausen Montt.

La decisión determina la responsabilidad contractual de los médicos Fernando Terré Schsuter, María Isabel Thumala Olave   y el centro médico Servicios Médicos Noruega  S.A. por la responsabilidad en los malos procedimientos de intervenciones de abdominoplastía, instalación de prótesis mamaria y refinamiento de lipoescultura.

La  sentencia de la Corte Suprema descarta error en derecho de los magistrados que analizaron la causa en primera y segunda instancia que descartó que las complicaciones en el tratamiento fuera un caso fortuito o atribuibles al hábito del tabaquismo de la demandante.

“La recurrente postula que no puede hacérsele responsable del caso fortuito, entendiendo como tal la complicación post operatoria que debió padecer la actora y que ocasionó los perjuicios cuya indemnización ha demandado.  Sin embargo, para desestimar tal alegación, conviene recordar que en su contestación de fojas 87, tal eximente de responsabilidad no fue invocada en su defensa, sino que atribuyó el resultado a la conducta de la demandada, quien habría persistido en el consumo de tabaco, incumpliendo la prescripción médica, lo que en caso alguno podría constituir un caso fortuito, desde que ha quedado asentado como un hecho inamovible de la causa que la adicción de la actora fue conocida desde un comienzo por sus médicos tratantes», establece la sentencia.

«Se advierte entonces que, en este punto, las argumentaciones desarrolladas por la demandada, tendientes a justificar el arbitrio que reclama, importan el planteamiento de una alegación que no se manifestó en la etapa procesal correspondiente y, como tal, resulta improcedente plantear una causal de casación fundada en la infracción de un estatuto legal que trata materias distintas de las discutidas en el juicio, las que, por lo demás, no fueron invocadas por las partes en la etapa de discusión -para efectos de conceder a la contraria la posibilidad de manifestar su parecer sobre la pertinencia de aplicarlas al caso sub lite- lo que obviamente, de aceptarse, atentaría contra el principio de bilateralidad de la audiencia, sin perjuicio de que no ha podido ser infringido por los magistrados del mérito un estatuto legal, en la especie, el contenido en el inciso segundo del artículo 1547 del código sustantivo, que no ha sido impetrado por las partes al sustentar sus demandas o excepciones y defensas”, dice el fallo del máximo tribunal.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: