Corte Suprema ratifica fallo que acogió recurso de amparo de reo que denunció malos tratos

CorteSupremaChileLa Corte Suprema confirmó el fallo que dictó de la Corte de Apelaciones de Concepción que acogió un recurso de amparo presentado en favor de un reo del Centro de Cumplimiento Penitenciario de la capital de la Octava Región, por malos tratos de personal de Gendarmería del recinto penal.En fallo unánime (causa rol 15266-2013), los ministros de la Segunda Sala del máximo tribunal Milton Juica, Hugo Dolmestch y Juan Escobar (suplente); además de los abogados integrantes Jorge Baraona y Jorge Lagos, acogieron la acción cautelar presentada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y la Defensoría Penal Pública (DPP).

Junto confirmar la sentencia, la resolución del máximo tribunal del país dispone remitir copia de los antecedentes al director de Gendarmería, debido a que en el último tiempo se han recibido diversas denuncias de malos tratos en el mismo recinto penal.

“Se confirma la sentencia apelada de veinticinco de noviembre de dos mil trece, escrita de fojas 159 a 164.
Atendida la gravedad de las actuaciones descritas y el hecho de aparecer reiterada la denuncia, por existir otros recursos de amparo anteriores, respecto del mismo Centro Penitenciario, remítase copia de estos antecedentes al Sr. Director Nacional de Gendarmería para su conocimiento y fines pertinentes”, sostiene el fallo.

El INDH y la DPP recurrieron de amparo en favor de Carlos Liberona Soto, quien denunció ser víctima de diversos malos tratos por parte de personal de Gendarmería, entre ellos golpizas e insultos por, supuestamente, estar en posesión de cannabis sativa, situación que fue rechazada por el fallo de la Corte de Concepción (rol 156-2013).

“Gendarmería en representación del Estado, es garante de la seguridad individual de toda persona que se encuentra bajo su custodia, lo que se encuentran acorde con el texto del artículo 21 de la Constitución Política de la República y las disposiciones del Decreto Supremo No.- 518, Reglamento de Establecimientos Penitenciarios, especialmente lo dispuesto en sus artículos 1º.- y 6º.- en relación al artículo 15 de la Ley 2589.
Al respecto, es necesario sostener que el fin primordial de la actividad penitenciaria consiste en la atención, custodia y asistencia de los internos, a quienes se debe otorgar un trato digno y propio a su condición humana, encontrándose prohibida la aplicación de torturas, tratos crueles, inhumanos o degradantes de palabra o de obra”, afirma el fallo del tribunal de alzada.

Resolución que agrega: “Los desafortunados resultados de la actuación de Gendarmería el día de los hechos, su falta de diligencia en recabar los informes de lesiones del recurrente en forma oportuna, unido a lo manifestado en los recursos de amparo en estudio, permiten presumir que su actuar fue arbitrario e ilegal en cuanto vulnera la normativa que rige su accionar, razón por la cual el presente recurso deberá ser acogido en los términos que más adelante se expresarán”.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: