Más de la mitad de los predios urbanos no paga impuestos y alcaldes piden más compensaciones

shutterstock_96455462En 66 comunas, sobre el 90% de los bienes inmuebles está exento de contribuciones:

 

La principal labor de un municipio es entregar a sus vecinos todos aquellos servicios necesarios para la vida en comunidad, desde aquellos básicos como la limpieza y la iluminación de los espacios públicos, hasta actividades recreativas y lugares de esparcimiento.

Para hacerlo, las municipalidades necesitan dinero, y uno de los mecanismos que más ingresos les permite recaudar es el impuesto territorial. Esto es, las contribuciones que pagan los vecinos a través de la Tesorería General, de cuyo monto el 40% va directamente al presupuesto comunal y el resto al Fondo Común Municipal, que se reparte entre los municipios dependiendo de su condición económica.

Pero los alcaldes explican que lo que recaudan está lejos de alcanzar a pagar los servicios. «Depende de la comuna, pero muchas veces no da para la mitad, ni un tercio a veces; solo se genera déficit», aseguró el vicepresidente de la Asociación Chilena de Municipalidades y alcalde de Maipú, Christian Vittori.

¿La razón? La mayoría de los predios no agrícolas, incluyendo estacionamientos, bodegas, sitios eriazos y viviendas están exentos del pago de contribuciones. De acuerdo a los datos de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, de los más de 5 millones 600 mil predios urbanos que hay en el país, 3 millones 500 mil no pagan impuestos, es decir, el 62,4% está exento de contribuciones.

Y si se observa la situación por comuna, se aprecia que en 322 de los 345 municipios del país tienen a más del 50% de sus predios exentos de contribuciones. De hecho, en 66 municipios, son más del 90% los que están en esa situación.

«Para que un bien inmueble no pague contribuciones, la ley establece que el avalúo fiscal de esa propiedad debe ser menor a un monto fijado -$18.839.190-. Es la única condición que se debe cumplir, no importa si esa familia tiene más o menos ingresos, por ejemplo», explicó el subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores.

De ahí que si bien hay comunas como Providencia, Las Condes o Vitacura donde una mínima proporción de los inmuebles no paga impuesto (solo el 2,8%, 2,2% y 0,3% respectivamente) porque las propiedades son más caras, hay otras donde la realidad es totalmente opuesta.

En Renca, por ejemplo, desde la década de los 70 se crearon soluciones habitacionales para familias de escasos recursos y residentes de campamentos. Fueron departamentos y casas de pequeñas superficies cuya tasación es baja. Es así como hoy el 94% de sus predios no paga contribuciones.

«Esto incide directamente en el presupuesto municipal. Esta situación se ve escasamente compensada con un pequeño porcentaje de redistribución que se realiza a través del Fondo Común Municipal, pero no satisface las exigencias que las mismas comunidades demandan, especialmente de equipamiento y áreas verdes», dijo la alcaldesa de Renca, Vicky Barahona.

Si bien los alcaldes reconocen que es justo que aquellas familias con inmuebles de menor valor no paguen impuestos, aseguran que esto los perjudica, pues igualmente les deben ofrecer servicios que no tienen cómo costear; por eso, dicen, «deberían existir mayores compensaciones o mecanismos que permitan más autonomía financiera a los municipios. Por ejemplo, que no haya solo un blanco y negro: o paga o no paga contribuciones. Podría haber una escala y así que se pague lo que se pueda, porque al menos a los municipios les permitiría recaudar algo», planteó Vittori.

De todas maneras, el subsecretario Flores respondió que en 2011 se creó un fondo de compensación de predios exentos, que ese año totalizó $20.660 millones. En 2012 esa cifra subió a $35.980 millones y el año pasado fue de $40.213 millones. Ahora, para el 2014 el presupuesto es de $55.533 millones. «Ese dinero se reparte en proporción a la cantidad de bienes inmuebles exentos, aunque sabemos que no alcanza para cubrir todo, es un aporte que debería seguir aumentando», dijo.

El reavalúo de propiedades que se hará este año podría hacer que más predios paguen impuestos, con lo que los municipios, aseguran, podrían recibir algo más de dinero. Eso sí, el valor de las contribuciones en aquellos lugares que más han crecido podrían experimentar alzas importantes «y tendrá que haber medidas paliativas para las familias», concluyó Miguel Flores.

Claves

En zonas extremas, por distintas normas legales, los inmuebles están exentos de contribuciones, pues sus dueños están apoyando el desarrollo del país en esos lugares.

Esta semana el Congreso despachó el proyecto que rebaja las contribuciones a los mayores de 60 años en situación vulnerable. Uno de cada cuatro adultos mayores será beneficiado

 

(Fuente: El Mercurio)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: