Arenas detalla la reforma tributaria y revela fuerte alza de impuestos para bebidas alcohólicas

El impuesto a la cerveza pasa de un 15% a un 20,5%; el del vino de un 15% a 24%; el del pisco de 25% a 35,5% y el del whisky de un 27% a 38%.

ARENASEl ministro de Hacienda, Alberto Arenas, detalló esta tarde los contenidos de la reforma tributaria que impulsa el gobierno y busca recaudar un estimado de 3% del PIB, principalmente para financiar la reforma a la educación y otros proyectos sociales.

Desde el Ministerio de Hacienda en Teatinos 120, la autoridad reveló en ese sentido que el proyecto contempla un fuerte reajuste en los tributos a las bebidas alcohólicas.

Así las cosas, el impuesto a la cerveza pasa de un 15% a un 20,5%; el del vino de un 15% a 24%; el del pisco de 27% a 35,5% y el del whisky de un 27% a 38%. El ministro detalló además que el impuesto para las bebidas analcohólicas sin azúcar se mantiene en 13%, pero para aquellas con azúcar sube desde 13% a 18%.

«Hay impuestos que son correctivos y muchas veces en las buenas prácticas de los países de la OCDE están sugiriendo avanzar en la protección en el marco de salud pública y en ese sentido nosotros estamos muy atrasados respecto a países desarrollados (…) Lo que aquí estamos haciendo es poniéndonos en línea respecto a lo que hace el mundo desarrollado», dijo la autoridad

En otras materias, el secretario de Estado reveló que la tasa máxima de impuesto a las personas bajará de 40% a 35% a partir de la Operación Renta 2018, «con lo que se terminará el actual mecanismo del Fondo de Utilidades Tributables».

Respecto al impuesto de primera categoría, el alza se realizará de la siguiente forma: de 20% a 21% en 2014; a 22,5% en 2015; a 24% en 2016 y a 25% en 2017. En esa línea, salió al paso de las críticas debido al potencial efecto que esta medida podría tener en la inversión.

«No hay ninguna evidencia empírica en Chile, tampoco la hemos encontrado en otros lugares, que al aumentar la tasa de primera categoría de las empresas las decisiones de inversión que toman esas grandes empresas se afecten. Es más, la evidencia que existe, no cambia la decisión de inversión», dijo el secretario de Estado.

Alberto Arenas detalló también cómo será la recaudación año por año de esta reforma. Los ajustes permitirán recaudar un 0,29% del PIB este ejercicio; 0,82% el próximo año; un 1,76% en 2016; 2,44% en 2017 y finalmente un 3,17% en 2018.

Respecto a los impuestos a la renta del capital, el ministro Arenas dijo que el actual régimen se caracteriza por ser bajo, con franquicias mal diseñadas, estructuras de incentivo inadecuadas y «obsoletas como es el caso del FUT, que se han desviado sustantivamente de sus objetivos iniciales y se han transformado en fuentes de elusión e incluso de evasión de impuestos»

«La eliminación del FUT no afectará a las pequeñas empresas, la protege y concentra la atención en aquellos mayores ingresos en Chile», dijo Arenas, quien agregó que también se elimina la excencion a las ganacias de capital obtenida por la venta de bienes raíces.

«Esta reforma tributaria razonable, balanceada, consistente con los objetivos de recuperar la senda del crecimiento de la economía y darle sustentabilidad a este crecimiento de largo plazo, al mejorar la distribución del ingreso», dijo el secretario de Estado quien estuvo acompañado del subsecretario de la cartera, Alejandro Micco y el director de Presupuestos, Sergio Granados.

 

FUENTE:DF.CL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: