Corte Suprema acoge recurso de queja y dicta nueva sentencia en caso de abuso sexual

CorteSupremaChileLa Corte Suprema acogió el recurso de queja presentado por la Fiscalía Occidente en contra de tres miembros de la Corte de Apelaciones de Santiago, quienes habían anulado la sentencia dictada en primera instancia en una causa por abuso sexual. El máximo tribunal dejó sin efecto el fallo de reemplazo dictado por los jueces de alzada y dictó otro que, en resumen, repone la pena aplicada por el Quinto Tribunal de Juicio Oral de Santiago.

En fallo dividido (rol 4264-2013) la Segunda Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y Lamberto Cisternas- acogió la presentación de la fiscal Solange Huerta y determinó que Rodrigo Ortiz Castillo deberá cumplir dos penas: la primera de un año de presidio y la segunda de tres años de presidio, en calidad de autor de los delitos de abuso sexual cometidos en contra de una menor de edad en diciembre de 2005 y noviembre de 2006, respectivamente.

En la instancia anterior, una de las salas de la Corte de Apelaciones de Santiago había anulado la sentencia de 4 años de presidio dictada por el Quinto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, fijando la sanción en 540 días de presidio, aplicando la minorante de la media prescripción respecto de uno de los casos.

La sentencia de la Corte Suprema, que acoge el recurso de queja, considera que los jueces de la Corte de Apelaciones cometieron falta o abuso grave en la dictación de la sentencia de reemplazo, respecto de la aplicación de la minorante de la media prescripción.

“(…) A pesar de haber declarado de modo expreso que acogían la denominada media prescripción tan sólo respecto del primer hecho por el que resultó condenado el acusado, al tiempo de imponer la pena aplicaron la rebaja sobre la sanción única que el tribunal de instancia había impuesto por los delitos reiterados, con lo cual, o bien hicieron extensivo el beneficio de la minorante a un hecho que no correspondía, o dejaron uno de los ilícitos sin sanción, cuestión que no puede comprenderse de la sola lectura de la sentencia, porque además, ella carece de fundamentos en relación a la forma de aplicar la pena en definitiva. En cualquiera de dichos eventos, tanto porque se haya extendido el efecto de una modificatoria de responsabilidad especial a un hecho que no la ameritaba, cuanto porque se haya dejado un hecho sin sancionar, e incluso, porque se haya dejado el fallo desprovisto de motivaciones en relación a la regulación del quantum de la pena, se ha incurrido en una falta o abuso grave que debe ser corregido por este tribunal, de modo que será acogido el recurso en la parte que se ha denunciado infracción al artículo 351 del Código Procesal Penal, lo que se cometió en el pronunciamiento de la sentencia de reemplazo”, sostiene el fallo.

Resolución que agrega: “se condena a Rodrigo Eduardo Ortiz Castillo a sendas penas de un año de presidio menor en su grado mínimo y de tres años de presidio menor en su grado medio y accesorias de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, como autor de los delitos de abuso sexual consumados, en la persona de la menor de edad J.C.H. ocurridos en fechas indeterminadas de diciembre de 2005 y noviembre de 2006, respectivamente, previstos y sancionados en el artículo 366 bis en relación al 366 ter ambos del Código Penal”.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: