Corte de Santiago acoge recurso de protección de funcionaria desvinculada de gendarmería

corte-apelaciones-santiagoLa Corte de Apelaciones de Santiago acogió el recurso de protección presentado por una funcionaria de Gendarmería, quien fue despedida de la institución tres meses antes del término de su contrata.

 En fallo dividido (causa rol 127951-2013), la Segunda Sala del tribunal de alzada -integrada por la ministra Pilar Aguayo, el fiscal judicial Daniel Calvo y el abogado integrante Daniel Calvo- acogió la acción cautelar presentado por la periodista Noelia Miranda, destituida de la institución en septiembre de 2013.

La sentencia del tribunal de alzada sostiene que no se encuentra debidamente fundamentado el despido al basarlo en la causal genérica de “hasta que fueran necesarias sus servicios”, lo que vulnera la garantía constitucional de igualdad ante la ley.

“Que la resolución que motiva la presente acción cautelar participa de la naturaleza de un acto administrativo, de modo que ha de ajustarse a las prescripciones de la Ley 18.880, que establece las Bases de los Procedimientos Administrativos que rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado, en cuanto se exige a la Administración se encuentren motivados, lo que se traduce en que sus decisiones han de contener la expresión de los hechos y fundamento de derecho en que se sustentan. En el caso que se examina, la resolución cuestionada no precisa las razones fácticas que condicen a prescindir de los servicios de la actora, amparándose en una formula genérica “no ser necesarios sus servicios” que no pasa de ser una mera afirmación que carece de todo fundamento, donde lisa y llanamente se pone término a una relación que se prolongaba desde el mes de agosto de 2011, prorrogada hasta el 31 de diciembre de 2012, lo que conduce a concluir que en la especie no se cumple con la motivación que exige la ley, puesto que no se dota de contenido fáctico al motivo en que pretende amparar su decisión, tornándose ilegal, al carecer de razonabilidad y fundamentos suficientes”, sostiene el fallo.

La resolución agrega: “Al actuar de la manera antes referida se vulneran la igualdad ante la ley que reconoce la Carta Fundamental, en tanto se otorga un trato diferente a la recurrente en relación a otros empleados a contrata, que permanecen en su cargo hasta el término legal o hasta que sus servicios dejen de ser efectivamente necesarios por razones que han de expresarse”.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: