Corte Suprema confirma sentencia que ordena a colegio pagar indemnización por accidente

educacionLa Corte Suprema ratificó sentencia que ordenó a una escuela de la localidad de Paillaco pagar una indemnización de $5.000.000 (cinco millones de pesos) por la responsabilidad que le cabe en el accidente que sufrió un menor de edad, al interior del establecimiento educacional, en julio de 2012.

En fallo unánime (causa rol 8424-2014), los ministros de la Primera Sala del máximo tribunal Nibaldo Segura, Guillermo Silva, Juan Eduardo Fuentes, Carlos Aránguiz y Andrea Muñoz rechazaron el recurso de casación presentado contra de la resolución de la Corte de Apelaciones de Valdivia que confirmó el fallo que condenó a la Sociedad Escuela Alemana de Paillaco, por no cumplir con la obligación de cuidado con un alumno de 6 años, quien resultó lesionado en sus manos al caerle encima un arco metálico.

En primera instancia, la magistrada Lucía Massri Ergas, del Juzgado de Letras, Garantía y Familia de Paillaco, responsabilizó al establecimiento educacional por las lesiones que sufrió la víctima. Resolución que fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Valdivia y la Corte Suprema.

«Para los efectos de determinar la procedencia de la acción intentada y las indemnizaciones pedidas, corresponde establecer primeramente si el estatuto o ámbito de la responsabilidad civil escogido por la actora para fundar su acción, resulta o no acertado, pues incide directamente en la carga probatoria que pesa sobre las partes, y en las normas que deben ser aplicadas. Y en este sentido, el quid del asunto, pasa por establecer si el hecho que causa el daño es el fundamento de la responsabilidad, en tanto hecho ilícito, o si éste resulta dañoso en la medida que importa el incumplimiento de una obligación preexistente entre las partes. Al efecto, el hecho que causó el daño fue la caída de un arco de fútbol sobre una de las manos del niño (…), hecho que malamente puede considerarse ilícito por sí solo, pues si el mismo arco hubiese caído sobre la mano de un niño que no fuese alumno de la escuela, fuera de la jornada escolar, no podría considerarse responsable a la sociedad demandada, pues su responsabilidad sólo nace en la medida que se hubiese incumplido con alguna obligación de cuidado; y dicha obligación de cuidado sólo nace para un establecimiento educacional respecto de sus alumnos, y obviamente, durante la jornada escolar. Ciertamente, si el mismo hecho se hubiese producido en dependencias del establecimiento educacional, pero fuera del horario escolar y respecto de un niño que no sea alumno del establecimiento, ninguna obligación existiría para la Escuela, y estaríamos indiscutidamente frente a un lamentable accidente. De esta manera, a juicio de esta sentenciadora, el ámbito de la responsabilidad escogido por la actora, resulta acertado, en tanto el hecho producido y que surge como fundamento de la responsabilidad reclamada se enmarca en la ejecución del contrato de prestación de servicios educacionales que nace con la matrícula del niño en el establecimiento educacional subvencionado, para el año 2012″, sostiene el fallo de primera instancia.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: