Corte de Copiapó condena al servicio de salud de atacama por error en tratamiento médico

ICA CopiapoLa Corte de Apelaciones de Copiapó revocó sentencia y condenó al Servicio de Salud de Atacama a pagar una indemnización de $90.000.000 (noventa millones de pesos) a madre de menor de edad que sufrió serias lesiones por la incorrecta administración de medicamento.

En fallo unánime (causa rol 187-2013), el tribunal de alzada de la Región de Atacama revocó el fallo del Primer Juzgado de Letras de Copiapó que había negado el pago de la indemnización.

De acuerdo a la sentencia de la Corte de Apelaciones, el Servicio de Salud de Atacama es responsable por las lesiones provocadas al menor  B.A.C., quien recibió,en marzo de 2005, una sobredosis de morfina que le ocasionó una parálisis cerebral que lo mantuvo en estado vegetativo. Condición que, finalmente, le causó la muerte en 2012.

«Es un hecho no discutido en la causa que como consecuencia de las prestaciones de salud que la demandada verificó al menor B.A.C., se ocasionaron en sus dependencias y por personal médico y auxiliar sometido a su responsabilidad, las nefastas consecuencias que se detallan latamente en el basamento octavo del laudo de primer grado, que se pueden describir en suma como causantes de un paro cardio respiratorio que se produjo por la administración de drogas en dosis inadecuadas para su edad, a raíz del cual el infante quedó con daño neurológico severo e irreversible, falleciendo el mismo con data 15 de julio de 2012, producto de las complicaciones derivadas del estado físico y de salud que debió padecer durante más de siete años, según consta del certificado de defunción que rola a fojas 422, agregado a estos autos como medida para mejor resolver, en el que se consigna como causa de muerte Encefalopatía Hipóxico-Isquémica/Tetraparecia Espástica», sostiene el fallo.

La resolución agrega: «Este grave cuadro de salud padecido por el menor afectado, que derivó en un estado vegetativo persistente y posteriormente con su muerte, ha dado origen a una demanda de indemnización de perjuicios impetrada por la madre del menor ofendido, haciendo valer una responsabilidad contractual, aseverándose que además de la existencia de una acción que causó daño, y de una relación causal entre el daño y el actuar del personal médico del Hospital de Copiapó, dependiente del Servicio de Salud de Atacama, argumentándose que con los documentos aludidos en la demanda, agregados legalmente al juicio, se demuestra la existencia de un contrato bilateral perfeccionado entre las partes, el que la demandada infringió al no brindar las adecuadas atenciones de salud al paciente, sino que por el contrario, se otorgaron prestaciones con los resultados ya latamente analizados, quebrantándose la «lex artis», así como lo previsto en los artículos 1545, 1546, 1547 y siguientes del Código Civil».

«En el caso sub lite se han configurado irrefutablemente los presupuestos requeridos para hacer efectiva la responsabilidad contractual del Servicio demandado, a saber, la existencia de una acción o conducta por el ente demandado que causa daño al paciente; relación causal entre el menoscabo originado al mismo y la conducta negligente o culposa del personal médico del Hospital de Copiapó y un contrato que sirve de fundamento para la prestación de los servicios que se otorgaron al menor B.A.C., socorros de salud que debían ser oportunos y eficaces, pero que como ya se ha demostrado, se incumplieron gravemente, dando origen a responsabilidad contractual».

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: