Hacienda minimiza impacto en cuentas de luz y abre espacio para acotar alza en viviendas

ampolleta ahorroSi el lunes el centro del debate tributario en la comisión de Hacienda del Senado se concentró en defender el “corazón del proyecto”, ayer el capítulo que escribió el jefe de las arcas fiscales, Alberto Arenas, fue contrarrestar los impactos que el impuesto a fuentes fijas contaminantes y la reducción del IVA a la construcción ocasionaría en los consumidores finales. Ambos temas coparon gran parte de de la discusión, ya que los parlamentarios focalizaron sus inquietudes en esos aspectos de la iniciativa.

De entrada, el secretario de Estado desestimó que el gravamen a fuentes fijas contaminantes tuviera una incidencia en las cuentas de la luz del orden del 12% al 22%, tal como lo han planteado algunos sectores empresariales. Es más, dijo que de haber algún impacto, no será antes de 2019.

“El proyecto de ley, tal como está estructurado, no da lugar para un alza de esa magnitud”, añadió Arenas.

En ese contexto, aseveró que según cálculos de la Comisión Nacional de Energía, el incremento en los precios para tarifas reguladas, es decir, residenciales, será sólo de 0,5%, mientras que para las no reguladas podría fluctuar entre 1,5% a 2%. “En un cuenta de luz tipo de unos 
$ 15.000 el alza sería de unos $ 75 y sólo a partir del 2019”, apuntó.

En este punto de la discusión, el senador Andrés Zaldívar (DC) le planteó al secretario de Estado la idea de ampliar este impuesto a todas las fuentes fijas contaminantes y no sólo a las que producen electricidad. “Soy partidario de revisar una tributación para la totalidad de fuentes contaminantes, eso es un aspecto que se debe estudiar”, puntualizó.

Arenas comentó que el Ministerio de Hacienda, junto con las carteras de Medio Ambiente y Salud, está trabajando para hacer las precisiones si se requiere elevar la cobertura.

En ese contexto, el ministro advirtió que se deberá adecuar la institucionalidad para hacer las fiscalizaciones y poder tener una norma que se implemente en la transición que finaliza a 2017. “Esta es una cobertura razonable para echar andar un nuevo sistema y un nuevo impuesto a fuentes contaminantes en Chile”, acotó.

IVA a la construcción
El gobierno incluyó dentro del proyecto de ley limitar la franquicia tributaria a la construcción a la vivienda desde las actuales 4.500 UF hasta 2 mil UF en forma gradual. En este punto, el senador Juan Antonio Coloma (UDI), citó un estudio realizado por la Biblioteca del Congreso, el cual mostraba que el aumento en el precio final de las viviendas sería del orden del 11,5%.

Arenas refutó dichos cálculos e instó a conocer los supuestos que están detrás de esa cifra. Según estudios del gobierno, el traspaso llegaría a un nivel entre 3% a 4%.

De todas formas, aseveró que el equipo técnico del ministerio analizará los supuestos metodológicos que están detrás del 11,5% que arrojó el informe de la Biblioteca del Congreso.

Asimismo, aclaró que este “no es un beneficio que tienen las personas, sino que es una franquicia tributaria que se le entrega a las empresas. Esto llama a la confusión de que el IVA a la construcción podría desaparecer y eso a la vez lleva a distintos cálculos”.

Con todo, el jefe de las finanzas públicas mostró disposición en avanzar en mecanismos para atenuar eventuales alzas de precios. “Hemos dicho que si es necesario o se requiere perfección para mantener el espíritu de la norma estamos dispuestos a escuchar propuestas”, recordó.

Una de las propuestas que podría analizar el Ejecutivo apuntaría a lo que ha planteado el senador Carlos Montes (PS), quien es partidario de entregar un subsidio directo a las personas para la compra de viviendas de hasta 2 mil UF. “Para este año, el fisco destinará US$ 700 millones en esta franquicia, es un instrumento muy caro para el Estado y que para la realidad actual no se justifica”, comentó Montes.

FUENTE: DF.CL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: