Corte Suprema rechaza cinco recursos de queja presentados por isapre en contra de la Superintendente de Salud

CorteSupremaChileLa Corte Suprema ratificó una serie de sanciones aplicadas por la Superintendencia de Salud en contra de la isapre Masvida por negarse a dar coberturas o disminuirlas a diversos afiliados a la prestadora de salud privada.

En fallos unánimes (causas roles 5357-2014; 5365-2014; 5366-2014; 5442-2014 y 5444-2014), la Cuarta Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Ricardo Blanco, Carlos Aránguiz y Andrea Muñoz; además de los abogados integrantes Ricardo Peralta y Raúl Lecaros- rechazó cinco recursos de queja presentados por Masvida en contra de igual cantidad de sanciones aplicadas por la Superintendencia.

Según los fallos, la Superintendencia de Salud no cometió falta o abuso grave al aplicar las sanciones contra Masvida, prestadora que se negó a otorgar coberturas del 100% en clínicas; cubrir tratamiento por VIH-Sida; cambiar los planes por modificación de rango etario, entre otras materias.

«Con todo, la sentencia impugnada de queja en esta causa ha sido dictada por un juez árbitro arbitrador de segunda instancia, de modo que no es posible concluir, a partir de la norma legal invocada, la procedencia del recurso de casación en la forma, tal como pretende en su informe el Sr. Superintendente de Salud Suplente. En el mismo sentido, tampoco es posible sostener la procedencia del recurso de casación en la forma para excluir, de este modo, el recurso de queja sometido a conocimiento de esta Corte. En efecto, el artículo 98 del Código Orgánico de Tribunales que alude a los asuntos que serán de conocimiento de la Corte Suprema establece de modo expreso que el recurso de nulidad formal sólo tiene cabida respecto de las sentencias dictadas por un tribunal arbitral de segunda instancia constituido por árbitros de derecho en los casos en que estos árbitros hayan conocido de negocios de la competencia de una Corte de Apelaciones, situación que no es la que ahora ocupa a este tribunal. Cabe consignar, además, que pese a encontrarse regulado el tribunal de segunda instancia que intervino en la resolución recurrida en los artículos 117 y siguientes del DFL N°1 de 2005 del Ministerio de Salud, no por ello, debe considerársele como un juicio regido por una ley especial para los efectos de lo dispuesto en el inciso 2° del artículo 766 del Código de Procedimiento Civil. De este modo, debe concluirse que la sentencia dictada por el Superintendente de Salud queda sometida al régimen general establecido en el Código Orgánico de Tribunales y en el Código de Procedimiento Civil para los árbitros arbitradores de segunda instancia, respecto de los cuales, resulta improcedente el recurso de casación y, por lo mismo, sus sentencias pueden ser impugnadas por medio del recurso extraordinario de queja», sostiene uno de los fallos.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: