Tercer Tribunal Oral de Santiago entrega veredicto absolutorio en el denominado caso “hijitus de la aurora”

Tribunal oralTras la deliberación de rigor, el Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, dictó  veredicto absolutorio en favor de Juan Manuel Romeo Gómez, imputado por el Ministerio Publico en calidad de autor de cuatro delitos reiterados de abuso sexual impropio y de una violación violación impropia de menor de 14 años, hechos que habrían ocurrido en el Jardín Infantil «Hijitus de la Aurora», de la comuna de Vitacura, durante los años 2010 y 2012.

«Cumpliendo, entonces, el mandato legal y luego de analizar la prueba rendida conforme a la sana crítica, comunicamos la decisión de absolver a Juan Manuel Romeo Gómez de todos los cargos imputados en esta causa por el MP, querellante particular y SENAME en que le atribuyeron autoría en los delitos sexuales contemplados en los artículos 362; 366 bis en relación con el 366 ter; y, 366 Quáter del Código Penal. Disponiendo en consecuencia,inmediatamente, el alzamiento de las medidas cautelares personales que se hubieren decretado en su contra,particularmente el arresto domiciliario total que da cuenta el auto de apertura, al que está sometido desde el 6 de enero de 2013, ordenándose tomar nota en todo índice o registro público y policial en el que figuraren. Con costaspara el Ministerio Público y querellantes», sostiene la resolución leída hoy, martes 24 de junio.

Para llegar a la decisión absolutoria, el tribunal –integrado por las magistradas Olga Fernández (presidenta); Marcela Erazo (redactora) y Doris Ocampo- «(…) ha analizado la consistencia, coherencia y precisión de la prueba, que respaldare congruentemente los hechos expuestos en la acusación en lo esencial y pertinente; habiendo surgido -en la mayoría del tribunal- dudas razonables sobre la verosimilitud de los hechos señalados (…)», agrega.

Según el veredicto, «(…) la prueba inculpatoria presentada en audiencia, no logró en el tribunal de mayoría la convicción necesaria; ausente de duda razonable, para establecer que realmente se hubieren cometido los hechos punibles objeto de la acusación (…) Los testimonios de cargo, en lo esencial, fueron ambiguos e imprecisos para confirmar la existencia de los hechos, subjetivos y contradictorios para dar fe de las condiciones particulares del lugar, ineficaces e incompetentes para concluir en la existencia de abusos sexuales en los menores de la causa; y notoriamente incongruentes con las alegaciones de los acusadores».

Argumentos que se expondrá en extenso en el fallo definitivo, que será redactado por la jueza Erazo, cuya audiencia de comunicación quedó fijada para el próximo 15 de julio, a las 15 horas.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: