Plantean fijar quórum de aprobación para tratados y fallos internacionales que modifiquen la soberanía territorial

Mapa_diferendo_ maritimoBuscando garantizar a todos los chilenos una férrea protección soberana de parte del Estado, los diputados Jorge Tarud (PPD) y José Manuel Edwards (RN) ingresaron a trámite legislativo el pasado jueves 5 de junio una moción que reforma la Constitución Política determinando un quórum de aprobación para los tratados y fallos de tribunales internacionales que modifiquen la soberanía territorial.

En el proyecto, derivado a la Comisión de Constitución para su análisis, los autores consideran que en los últimos tiempos se ha cedido parte de nuestra soberanía, como consecuencia de una serie de cuestionables fallos y decisiones arbitrales, “entrega que nos ha costado el disfrute de grandes espacios tanto territoriales como marítimos, generado un descontento a nivel nacional”.

Recordaron que, desde la década de 1980, el Estado de Chile ha sido obligado a ceder a la República Argentina 1.900 kilómetros cuadrados de espacio territorial, correspondientes al Canal de Beagle (1984), Laguna del Desierto (1994) y los Campos de Hielo Sur (1998), “entregas producto del cumplimiento de controvertidas sentencias que se dictaron a favor de Argentina o bien de malas decisiones tomadas por las autoridades Chilenas de la época”, sin que haya existido, en estos casos, un control que impugnara o revocara dichas decisiones o resoluciones”.

Criticaron que La Haya, a pesar de tener un cabal conocimiento de la situación jurídica entre Chile y Perú (tratados de 1952 y 1954), dictaminó otorgale al país vecino más de 22 mil kilómetros cuadrados de mar, argumentando que no existían pruebas concluyentes que permitiesen fallar a favor de Chile.

“Este último conflicto marítimo nos vuelve a generar la obligación legislativa de regularizar y definir qué actitud debe tomar Chile respecto al cumplimiento de los fallos dictados por Tribunales Internacionales”, comentaron,

Explicaron que el sentido del proyecto, de ninguna manera, es desconocer la validez de los tratados ratificados por Chile, ni ignorar el valor normativo que estos tienen, sino que busca definir un control superior por parte del Poder Legislativo, que permita proteger con mayor celo nuestro territorio nacional.

“A nuestro parecer, es precisamente la Corte Internacional de la Haya que desconoce los Tratados válidamente celebrados por Chile y falla conforme a un criterio sin lógica alguna y en ausencia absoluta de derecho, fallos ante los cuales debemos estar preparados mediante una norma Constitucional que permita a ambas Cámaras del Congreso Nacional, mediante un alto quórum impugnar una sentencia o decisión arbitral que afecte nuestra soberanía”, sentenciaron.

(Fuente: Diputados)

Consulte tramitación de Proyecto de Ley, Boletín N° 9379

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: