Corte Suprema rechaza recurso de casación contra fallo que condenó a empresa eléctrica por cortar servicio

ElectricLa Corte Suprema rechazó el recurso de casación presentado en contra de sentencia que condenó a la empresa de electricidad Conafe y al propietario de inmueble que quedó sin suministro de energía, pese a que la vivienda, ubicada en la ciudad de Vicuña, Región de Coquimbo, estaba ocupada.

En fallo unánime (causa rol 8694-2013), la Primera Sala del máximo tribunal -conformada por los ministros Patricio Valdés, Guillermo Silva y Juan Eduardo Fuentes; además de los abogados integrantes Jorge Lagos y Alfredo Prieto- ratificó la sentencia que condenó a la Compañía Nacional de Fuerza Eléctrica (Conafe) y al propietario del inmueble a pagar $1.500.000 a la demandante Nilda Gallardo Retamales.

Gallardo Retamales ocupaba la vivienda de propiedad de René Larraguibel Smith, quien solicitó y obtuvo de la compañía Conafe el corte del servicio -entre el 19 de abril y el 30 de junio de 2011- e incluso, el retiró del empalme de conexión a la red de energía.

El fallo del máximo tribunal descarta infracción de ley en la resolución recurrida por considerar que los demandados infringieron la ley general de servicios eléctricos.

«Los jueces del fondo, resolvieron que los demandados al solicitar y suspender, respectivamente, el suministro de energía eléctrica del inmueble ocupado por la demandante, actuaron con culpa, al infringir lo previsto en el artículo 153 del Decreto Supremo 327 del Ministerio de Minería y Energía, que fija el Reglamento de la Ley General de Servicios Eléctricos, que dispone: «El dueño del inmueble que recibe servicio eléctrico, tendrá derecho a exigir la desconexión o el desmantelamiento del empalme, siempre que haga uso personal de éste o que el inmueble se encuentre desocupado, pagando el costo de dicho desmantelamiento, de los consumos registrados hasta la fecha y de los cargos tarifarios remanentes por potencia contratada o suministrada, según corresponda, de acuerdo con la opción tarifaria que el cliente tenga vigente«. Al respecto, el fallo de primer grado, reproducido por el del tribunal de alzada, señala en su considerando noveno: «… la culpa de los autores del hecho ha quedado acreditada considerando que el corte de suministro eléctrico por parte de CONAFE se produjo con infracción al artículo 153 del Decreto n° 327 al no verificar los presupuesto normativos que facultaban la suspensión del suministro, en el caso, que el inmueble se encontraba desocupado. Por su parte, la culpa del señor Larraguibel, quedó establecida por el hecho de tener conocimiento que el inmueble se encontraba habitado -según se razonó en el considerando anterior- y no obstante ello, solicitar igualmente la suspensión del suministro. En este entendido, y habiendo participado en la comisión del hecho los demandados de manera conjunta, atendido que el actuar de CONAFE fue consecuencia del proceder a sabiendas, de la solicitud del señor Larraguibel, es que de conformidad a lo dispuesto en el artículo 2317 del Código Civil, la comisión del hecho califica como actuación conjunta, por lo que la responsabilidad de ambos resulta solidaria en la reparación pretendida».
Por último, en base a las consecuencias que el corte del suministro de energía eléctrica trajo para la demandante, ya descritas en la letra g) del motivo segundo de este fallo, los jueces de la instancia determinaron la existencia del daño moral demandado, regulándolo prudencialmente en la suma de un millón quinientos mil pesos ($ 1.500.000.-)», sostiene el fallo.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: