Aprobación de la reforma tributaria

Camara-Diputados-ChileFinalmente, la Cámara de Diputados despachó la reforma tributaria como la había aprobado el Senado, descartándose así la posibilidad de que fuera revisada en  una comisión mixta, quedando lista para su promulgación. El ministro de Hacienda lo calificó como una buena noticia, que genera certidumbre, estabilidad y sustentabilidad en los agentes económicos.

Ciertamente que la reforma haya sido aprobada y se conozca su texto final otorga un mayor nivel de certidumbre y permite a los agentes privados comenzar a evaluar sus efectos y tomar decisiones con un horizonte más definido. El gobierno también puede exhibir como éxito que la aprobación de la iniciativa legal se haya logrado en virtud de un acuerdo político unánime, y que haya existido espacio para introducirle algunas mejoras.

No obstante, el incremento sustancial de la carga tributaria a las empresas y sus propietarios, como también de algunos tributos que afectan directamente a las personas, dista de ofrecer un escenario prometedor para el crecimiento económico. Aquélla sin duda impactará la rentabilidad de los proyectos y ello tendrá consecuencias en la inversión. Chile ha quedado con uno de los niveles tributarios corporativos más altos entre los países que integran la Ocde, variable que no es indiferente para los capitales, que son móviles dentro de un mundo globalizado.

Asimismo, subsisten múltiples dudas sobre la aplicación e interpretación de las nuevas normas, que fueron formuladas con premura y, por ende, difícilmente se pudieron prever todas sus consecuencias. De hecho, varios especialistas han expresado que muy probablemente deberán hacerse ajustes legales antes que ellas entren plenamente en vigor. En suma, el simple despacho de la iniciativa legal no constituye un motivo para esperar resultados positivos, respecto del ambiente de desaceleración económica e incertidumbre que hoy se advierte.

(Fuente: latercera)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: