Corte de Apelaciones de Santiago dicta auto acordado sobre distribución de causas por nueva ley de quiebras

corte-apelaciones-santiagoEl pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago definió la forma en que se distribuirán las causas concursales contempladas en la nueva Ley de Quiebras (Ley N° 20.720) que sustituye el régimen vigente, por una ley de reorganización y liquidación de empresas y personas y cuya entrada en vigencia está contemplada para el 10 de octubre de este año.

A fin de lograr una distribución equitativa de la carga de trabajo, la distribución de causas de las materias previstas en la ley N° 20.720 se hará de manera automatizada y aleatoria a través de la Oficina de Distribución de la Corte.
En un pleno realizado el 22 de septiembre, se estableció lo siguiente:
En primer lugar, las causas que lleguen serán entregadas en forma aleatoria entre el Primer, Segundo, Tercer, Cuarto, Quinto, Sexto, Décimo Quinto, Décimo Sexto, Décimo Séptimo y Vigésimo Noveno juzgados civiles de Santiago, con un máximo de dos quiebras cada uno.
Cuando los tribunales antes nombrados tengan sus dos causas cada uno, el sistema procederá a distribuir los nuevos ingresos entre el Octavo, Décimo Noveno, Vigésimo, Vigésimo Segundo y Vigésimo Octavo juzgados civiles de Santiago. Todos los jueces y funcionarios de los tribunales mencionados cuentan con los cursos de capacitación respectivos.
En tercer lugar se procederá a la distribución entre los tribunales restantes de la jurisdicción.
Una vez concluida esta modalidad, la nueva entrega de causas se reiniciará equitativamente entre los entre los treinta juzgados civiles de Santiago, distribuyéndose una causa por tribunal.
Respecto de la distribución de causas que no correspondan específicamente a la nomenclatura  de la mencionada ley, pero que incidan en los procedimientos de insolvencia ya iniciados, los abogados deberán indicar el rol de quiebra en que incurren y el tribunal correspondiente  a fin que queden adscritos a la causa que hará de cabeza de proceso. Lo mismo se deberá realizar con aquellas incidencias relacionadas con un procedimiento ya iniciado pero con nomenclatura independiente.
Finalmente, y debido a que se desconoce el número total de causas que ingresarán a los tribunales por concepto de esta ley y su impacto real en la carga de los juzgados civiles, la Corte de Apelaciones de Santiago decidió revisar el auto acordado en un plazo de seis meses.
(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: