Reforma escolar: piden al Ministerio que complemente información sobre establecimientos educacionales especiales y de adultos

educaciónEllo, en el marco del estudio del proyecto, en segundo trámite que regula la admisión de los estudiantes, elimina el financiamiento compartido y prohíbe el lucro en establecimientos educacionales que reciben aportes del Estado.
Cabe recordar que los legisladores habían solicitado información para saber cuántos colegios existen en Chile y cuál es la organización que tienen. Es decir, cuántos son municipales, cuántos particulares y cuántos subvencionados y al mismo tiempo cuáles tienen fines de lucro y los que no. Dentro de la información que se entregó en materia de la propiedad, se hace un distingo entre tres categorías: colegios en que los sostenedores son propietarios; colegios en que son arrendatarios y colegios respecto de los cuales no existe información los que se catalogan como posible comodato.
AUDIENCIAS
Además de recibir la información sobre los establecimientos, durante esta semana los senadores escucharon las exposiciones de algunos de los ex ministros de educación en los últimos 23 años (ver nota anexa) y también recibieron a Cristian Bellei, del Centro de Investigación Avanzada en Educación, CIAE; a Ernesto Treviño de Centro de Políticas Comparadas de la Educación de la Universidad Diego Portales y a Alejandra Mizala del departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile. (Vea documentos adjuntos)
En tal sentido, el senador Fulvio Rossi, presidente de la Comisión de Educación señaló que “quedó claramente establecido en la sesión de hoy que debemos terminar con esta historia de que solo la educación pública tiene problemas de calidad. Si tu comparas la educación pública con la particular subvencionada, comparando jóvenes de igual ingreso socioeconómico, te das cuenta que los resultados son exactamente iguales, que el tema educativo en su totalidad debe ser reformado”.
En tanto, el senador Andrés Allamand señaló que de las exposiciones que hicieron los ex ministros y los académicos se desprende que “hay un proyecto que tiene que ser reformulado casi completamente, que tiene serias deficiencias y además, aquí se está haciendo una cosa insólita. Se está legislando en una pieza oscura porque no se conocen el resto de los temas de la reforma, pero además, específicamente en este proyecto, información relevante que debiera estar arriba de la mesa simplemente no aparece”
En tal sentido, dijo que “el gobierno no sabe de los colegios particulares subvencionados cuantos son propietarios y cuantos arriendan. Es decir, una información absolutamente central y básica para poder calcular por ejemplo los costos del proyecto, simplemente no existe”.
Respecto de las exigencias de propiedad que se plantean, el senador Allamand señaló que “todos (los ex ministros) han sido partidarios de flexibilizar las exigencias de la propiedad que se le formulan hacia los colegios particulares subvencionados…todos fuero enfáticos en que la exigencia inmobiliaria es completamente injustificada”.
Por su parte, el senador Jaime Quintana manifestó que “hay disponibilidad a discutir los instrumentos, siempre y cuando no crucemos la línea de mantener aquello que hoy día queremos cambiar y por lo tanto es posible modificar algunos criterios siempre y cuando eso no signifique que de manera encubierta se siga con el lucro”.
Respecto del tema de la selección de los menores dijo que ello “inlcuso ha generado una suerte de división entre nosotros mismos en la Nueva Mayoría porque pensábamos que teníamos un nivel de acuerdo mayor respecto a este punto. Hay quienes hoy día legítimamente plantean que hay que separar el rendimiento académico como si esto no tuviera relación con el capital sociocultural de la familia. Muchos investigadores han señalado que son dos aspectos que van totalmente de la mano y de manera indisoluble. El rendimiento escolar de un estudiante, tiene una incidencia directa y una principal incidencia en función del origen socioeconómico de la familia”.
En tanto, la senadora Ena Von Baer señaló que tras haber escuchado a los ex ministros y a los académicos, queda con “más dudas” respecto de los efectos del proyecto de reforma escolar.
“Creo que tenemos que profundizar muchísimo más. Nos hacen falta más datos de parte del Ministerio de Educación para poder realmente medir y saber con certeza cuál es el efecto que esta reforma va a tener sobre la particularidad de cada uno de los colegios en Chile. La reforma toca varios aspectos y la convicción que me he ido formando es que aunque uno pudiera compartir los fines de la reforma, ésta no logra y puede ir incluso en contra de los propios fines que manifiesta”, dijo.
En tal sentido, señaló que “solamente se va a lograr la educación gratuita cunado la subvención escolar alcance niveles de 140 mil o 150 mil pesos y en eso debiéramos invertir la plata no en comprar infraestructura de colegios. Eso es lo que nos deja con interrogación”.

(Fuente: senado)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: