Suprema rechaza expulsar a cinco miembros de la ex Colonia Dignidad

COLONIA DIGNIDADEl pasado 15 mayo, la PDI comenzó a notificar la decisión del Ministerio del Interior de expulsar de Chile a cinco alemanes declarados culpables como cómplices y autores de sustracción, violación y abuso de menores de edad, delitos cometidos cuando vivían en la ex Colonia Dignidad, bajo el mando del fallecido Paul Schäfer. Esto a raíz de que los extranjeros -quienes tienen permanencia definitiva en el país desde hace más de 30 años- fueron condenados por la Corte Suprema el 25 de enero de 2013.

Así, citando un decreto del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, el gobierno les informó a los colonos que eran expulsados del territorio nacional, teniendo como fundamento el registro de sus condenas criminales (ver recuadro), tomando en consideración la pluralidad de las víctimas y el hecho de que todas ellas eran menores de edad. Sin embargo, con el objetivo de revertir la medida del Ejecutivo, los ex colaboradores de Schäfer presentaron recursos de amparo y reclamación, los cuales fueron acogidos por la Corte de Apelaciones de Santiago y la Corte Suprema respectivamente, rechazándose sus expulsiones en alusión a sus arraigos sociales y familiares en el país.

En el caso de Gunther Schaffrik, en el fallo del 30 de junio, la Corte Suprema estimó que “no es posible desatender que el reclamante, de 56 años de edad, ha permanecido más de cuatro décadas en el país con permiso de residencia definitiva, contrajo matrimonio en Chile con una mujer que se encuentra en un estado de salud manifiestamente menoscabado, nada de lo cual ha sido siquiera ponderado por la autoridad, coartando al afectado la posibilidad de manifestar lo concerniente a sus derechos”.

De esta forma, el tribunal resolvió que “la decisión alcanzada (por el gobierno) no aparece como un acto razonado, fruto de un debido proceso”.

Además, este criterio fue aplicado en los casos de Kurt Schnellenkamp, Wolfgang Scheuber, Rudolf Collen y Wolfgang Müller.

Respecto a Collen y Müller, el tribunal rechazó sus expulsiones aludiendo a que los delitos por los que se les condena (sustracción de menor y negativa de entrega de niño), no son causales para sacarlos del país.

“No se configura ninguna de las situaciones delictuales previstas expresamente en la norma del artículo 15 N° 2 de la Ley de Extranjería, como tampoco se le ha imputado hecho concreto alguno que pudiera ser ponderado como un acto contrario a la moral o las buenas costumbres a las que alude dicha disposición”, señala el fallo.

Al respecto, el jefe del Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, Rodrigo Sandoval, dijo que “nos parecía que correspondía a la expulsión, puesto que el comportamiento de las personas involucradas no se condecía con el estándar que nosotros esperamos de aquellos que han elegido Chile como su país de residencia”.

Agregó que “el Poder Judicial ha estimado que el valor involucrado en las infracciones de las cuales estas personas eran responsables, no son suficientes como para justificar su expulsión y nosotros no tenemos más que respetar y acatar esa decisión”.

FUENTE: LATERCERA.CL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: