Corte Suprema acoge recurso de amparo presentado por peruano expulsado del país

CorteSupremaChileLa Corte Suprema acogió un recurso de amparo presentado en favor de un ciudadano peruano expulsado del país  y que fue condenado por el delito de tráfico de estupefacientes en el año 2010.

En fallo dividido (rol 2.309-2015) la Segunda Sala de febrero del máximo tribunal integrada por los ministros Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito, Ricardo Blanco y Andrea Muñoz acogieron la acción cautelar presentada por el ciudadano Alan Luis Huerta Laguna en contra de la decisión del Ministerio del Interior que decretó su expulsión.

La sentencia determina acoge la acción cautelar atendido que el ciudadano extranjero reside desde hace 17 años en Chile y  tiene una hija de 3 años por lo que proceder a su expulsión del país afecta la protección a la familia y los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

«Que en este sentido, no es posible desatender las circunstancias personales y familiares del amparado, quienes cuentan con más de 17 años de residencia ininterrumpida en Chile, con pareja estable desde hace 11 años, también extranjera, la que posee residencia permanente y trabajo como empleada de casa particular y con quien tiene una hija de tres años de edad, de manera que de ejecutarse la medida ciertamente se transgrede el interés superior de la menor, pues se perturbará su identidad familiar y nacional, infringiendo los deberes que se imponen para los Estados en los artículos 3.1, 7.1, 8.1 y 9.1 de la Convención de los Derechos del Niño, y se afecta lo dispuesto en el artículo 1° de la Constitución Política de la República que establece que la familia es el núcleo fundamental de la sociedad, siendo deber del Estado dar protección a la población y a la familia, así como propender al fortalecimiento de ésta», dice el fallo.

Agrega que: «La situación migratoria irregular, también fundante de la medida de expulsión, aparece como necesaria consecuencia de la situación judicial del amparado, quien a consecuencia de la comisión de un hecho ilícito se ha visto impedido de proceder a su regularización, por lo que ese hecho no puede ser invocado como motivo adicional del acto administrativo que se impugna, pues esa situación solo puede dilucidarse una vez cumplida íntegramente la pena impuesta.».

La resolución se adoptó con el voto en contra de los ministros Künsemüller y Blanco quienes consideraron que dada la gravedad del delito por el que fue sentenciado Alan Huerta Laguna –tráfico de más de 4 kilos de cocaína- procede su expulsión del país.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: