Tribunal Oral en lo Penal de Los Ángeles aplica suspensión a juez de Policía Local de Mulchén por prevaricación

TOP Los ÁngelesEn el fallo, leído en la tarde de hoy, lunes 9 de marzo, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles –integrado por los magistrados Antonia Flores Rubilar (presidenta), Juan Pablo Lagos Ortega y Christian Osses Baeza (redactor)– condenó a Rindolfo Eduardo Barra Navarrete, juez de Policía Local de Mulchén, a la pena de dos años de suspensión del cargo y a 41 días de prisión, en calidad de autor del delito consumado de prevaricación, ilícito perpetrado en «día indeterminado», del periodo comprendido entre el 16 de enero 2009 y el 17 de noviembre de 2010. Además, se ordena que quede privado de todo sueldo mientras dure la condena.
Al reunirse los requisitos establecidos en el artículo 4 de la Ley N°18.216, se le concedió a Barra Navarrete el beneficio de remisión condicional de la pena, solo en la parte privativa de libertad. Asimismo, se le absolvió de los cargos imputados por el Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado, como autor del delito de falsificación de instrumento público.
Según la acusación fiscal, «el 1 de agosto del año 2002, ante el Juzgado de Policía Local de Mulchén, integrado por el Juez Rindolfo Barra Navarrete y la Secretaria Gloria Maldonado Salamanca, comenzó la tramitación del proceso Rol N° 84.503-P, materia lesiones leves y daños en choque, derivado de accidente de tránsito ocurrido en el territorio jurisdiccional de dicho Tribunal. En dicho proceso intervino como uno de los abogados demandantes el profesional Enrique Fuenzalida Puelma, en representación de la empresa aseguradora ABN AMRO (CHILE) SEGUROS GENERALES S.A.
Ante la insistencia del referido abogado, el imputado Barra Navarrete, en desconocimiento de los demás intervinientes en el proceso, el día 16 de enero del año 2009, remitió desde su correo electrónico personal (rbarra_6@hotmail.com) al correo electrónico personal del abogado Fuenzalida Puelma (enrique.fuenzalida@hotmail.com) un archivo contenedor del borrador de la posterior sentencia definitiva que se dictó en la causa.
Mediante la conducta anterior, el imputado Barra Navarrete anticipó la decisión judicial que adoptaría, la cual era favorable a los intereses de la parte representada por el Sr. Fuenzalida, señalándole en dicho correo: «Adjunto lo acordado, le introduciré mayores correcciones y lo envío afinado el lunes 19, por cualquier comentario o lo que estime pertinente llámeme al celular». De esta manera, al anticipar su decisión y, con posterioridad, dictar sentencia definitiva en la causa, el imputado Barra Navarrete lo hace encontrándose en manifiesta implicancia, que le era conocida y sin haberla hecho saber previamente a los intervinientes del caso».
La decisión fue acordada con el voto en contra del magistrado Osses Baeza, quien estuvo por imponer al sentenciado la pena de tres años de suspensión de cargo u oficio público y 60 días de prisión con igual tiempo de suspensión, por considerar que «atendida su investidura de juez titular estaba llamado a garantizar la recta aplicación de la Constitución y las leyes, por dicha razón, este juez disidente ponderando los valores en juego desde el prisma de la prevención general positiva, entiende que sólo con la aplicación de las penas en su máximum se restablece de mejor manera el desbalance causado por la afectación al bien jurídico protegido, al tiempo que reafirma el valor de la vigencia de la norma infringida y restablece la confianza de los ciudadanos en sus tribunales de justicia», afirma el disidente.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: