Tribunal Oral de Cañete condenó a 5 años y un día a Emilio Berkhoff Jerez

berkhoff-230x230El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Cañete condenó hoy, viernes 27 de marzo, a la pena única de 5 años y un día de presidio efectivo a Emilio Juan Pablo Berkhoff Jerez, como autor de los delitos consumados de porte ilegal de armas de fuegos y posesión ilegal de municiones, ilícitos perpetrados en la comuna de Tirúa, en 2013.
En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Cristián Medina Kirsten (presidente), Julio Ramírez Paredes y Leticia Rivera Reyes (redactora)– además impuso al condenado las penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena.
Según la acusación fiscal, el 1 de febrero de 2013, alrededor de las 18.45 horas, en el sector del kilómetro 9 de la Ruta P–705, Puerto Choque, comuna de Tirúa, al proceder personal de Carabineros a cumplir una orden de detención expedida por el Juzgado de Garantía de Temuco, constató que Berkhoff Jerez portaba -en el interior de un bolso tipo banano, adosado a la cintura- un revólver calibre 38 corto, apto para el disparo, en cuyo interior contenía 5 tiros ubicados en su tambor basculante de diverso calibre, además de una serie de otros cartuchos, sin contar con los permisos o autorizaciones de la autoridad correspondiente.
En tanto, el 14 de mayo de 2013, alrededor de las 22.10 horas en el sector del predio forestal La Puntilla, de propiedad de forestal Mininco, sector Tranaquepe, comuna de Tirúa, el imputado Berkhoff Jerez -quien se encontraba incumpliendo una medida cautelar de arresto domiciliario total- fue sorprendido por personal de la Policía de Investigaciones de Chile, quienes constataron que portaba un revólver marca Smith and Wesson, calibre .44 con su número de serie borrado, el cual se encuentra apto para el disparo y en cuyo interior –específicamente en el cilindro- mantenía cinco cartuchos calibre .38 sin percutir. Armamento que arrojó a unos matorrales al momento de su detención.
Además, el imputado tenía en su poder un bolso tipo mochila, 25 cartuchos calibre 22, además de 2 cartuchos calibre 38 especial, aptos para ser utilizados por arma de fuego, todo ello sin contar con los permisos de la autoridad correspondiente.
En la resolución, el tribunal dictó la absolución de Emilio Berkhoff de los cargos formulados en su contra como autor de dos delitos consumados de robo con intimidación, supuestamente perpetrados el 14 de junio de 2012 y el 25 de enero de 2013; y de ser autor de delitos consumados de incendios reiterados, ocurridos el 14 de junio, el 24 de julio y 7 de septiembre de 2012; y el 25 de enero de 2013, respectivamente.

(Fuente: Poder Judicial)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: